miércoles, 2 de octubre de 2013

CASI NO TE CONOZCO

Efectivamente, apenas te conozco, y no sabes lo bien que me caes… Seguramente si me vieras lejos del lugar en el que me ves todos los días, no sabrías ubicarme…

Llevo hablando contigo, prácticamente todos los días, desde hace un año y medio… Ratitos de cinco minutos o menos… Hablamos de tonterías, de nimiedades, de chorradas… Y eres un ser absolutamente encantador… Sonriente… Alegre…

Da gusto verte salir por la puerta todas las mañanas tan feliz… y del brazo de mi novio!!! Uyyyy… cuando lea esto Matrix me mata, porque ella también cree que es su novio… y Ro también lo cree… Bueno es el novio de las tres…

Todas las mañanas a las 10.00 sale “nuestro” novio tan contento a la calle… Esa es la hora aproximada en la que estoy volviendo de mi desayuno con mi hermano mayor-mayor y me quedo a fumar con Matrix y Ro… Y sale mi novio!!! Perdón!!! Nuestro novio!!!

Blanco y radiante, con su ojo parcheado en negro y su oreja moteada grisácea… Si fuera a crecer más se convertiría en un dálmata precioso, pero… se va a quedar así… su raza no crece…  Es una monada!!! ¡¡¡Y tan contento cuando nos ve!!! No sabe a cuál de las tres acudir y las tres gritamos: “Hola mi vida… Dónde vas tan contento!!!?” y tú que le llevas de la correa, nos sonríes, nos das palique… a ti también te encanta que seamos cariñosas con él…

Siempre has tenido una palabra amable y alegre para nosotras… Una conversación fácil y fluida… Una sonrisa abierta que parecía tatuada porque no se te caía de la cara… Nos has dado un carrete genial y eso que debes estar hasta las narices de que todas las mañanas interceptemos a tu perro y le volvamos medio loco con nuestros gritos desmadrados.

Has tenido un caminar saltarín, como el de mi novio (perdón!) nuestro novio… y vais los dos acompasados por la calle… ¡¡¡De verdad que os falta bailar y hacer “chin-chin” con los pies!!! Da gusto veros… Sonrisa abierta, voz cantarina y alehop! De paseo!!!

Esto ha sido así a diario… Todos los días un par de veces… Por la mañana y por la tarde… Todos los días durante un año y medio…

Hasta hace un mes… Hace un mes has perdido al amor de tu vida inesperadamente de un infarto fulminante… Ese ser con el que llevabas desde la juventud y que te ha dado una hija maravillosa que, a sus veinte años, no sabe ni cómo reaccionar ante lo que le ha pasado… y tú tampoco sabes cómo reaccionar, ni ante lo suyo, ni ante lo tuyo… Te viene todo grande.

El día que me enteré, salí tres veces a fumar, por si te veía… No saliste de casa, no tenías fuerzas… Yo nunca, en mi vida, he visto a la persona que has perdido, pero sé lo que es perder de sopetón a alguien querido, queridísimo, adorado… Esa cara de “no sé que me está pasando”, de “me han dado un bofetón y ni sé de donde me ha venido, ni por donde me lo han calzado, ni cuándo van a venir a decirme que era una broma”… Ese desconcierto… “Es un sueño? Esto me está pasando a mi?”

No te vi en tres días… y el cuarto día te ví a lo lejos con nuestro novio tirando de ti… Literalmente él te sacaba a ti de paseo… Cogí aire, con un nudo en la garganta horrible que casi no me dejaba respirar, abrí los brazos y dejé que apoyases tu cabeza en mi hombro, cerré los brazos y te abracé… No hablé… No había nada que decir y te lo dije… “Se tan bien como te sientes, que no soy capaz de decirte absolutamente nada… Sólo puedo abrazarte fuerte y decirte que mucha fuerza …”

Fue durísimo… Fue un momento tremendo que me hizo volver al VIVERO fastidiadísima, porque me recordó a aquel momento en que ningún abrazo me podía consolar, y pensé que el mío, el que yo te acababa de dar, tampoco te habría consolado a ti en nada.

Te queda una vida larga por delante, sólo tienes 53 años y el tiempo pasará y curará esta brecha que se te acaba de abrir y no para de sangrar… pero ahora mismo no puedes reaccionar… estás en otro mundo… vagas por las calles con mi novio (perdón!) nuestro novio, sin rumbo, a donde él quiera ir… Él tira de ti y de tu cuerpo, y tú te limitas a dejarte llevar… No tienes fuerzas ni para decidir qué camino quieres coger cada día con él…

Ahora, casi un mes después, tu sonrisa ha vuelto a asomar, pero tus ojos… Dios Mío… tus ojos lloran y gritan… Están vacíos!!! Están tan tristes!!! Tienen tanto dolor!!! Y cada día que me cruzo contigo y me agacho para acariciar a mi novio (perdón!)  nuestro novio, siento la pena infinita que te invade… Nos miras sin vernos… Nos sonríes por inercia… Y nos dices “peor… cada día estoy peor… Ha sido el amor de mi vida y se ha ido…” Y lloras, muchísimo… Las lágrimas te caen por las mejillas sin necesidad de que hagas un puchero. No sabes la tristeza que me contagias.

Te entiendo. Entiendo perfectamente por lo que estás pasando y lo peor no es que no sepa consolarte, es que no tienes consuelo y yo lo sé… Sé que nada de lo que nadie te diga te puede consolar.

Casi no te conozco, casi no sé quién eres, y no sabes lo ligada que me siento a ti ahora mismo.
¡¡¡Ánimo Lourdes!!!

8 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Conmovido hasta la médula.

Abrazo gigante para ti.

El 16 en discordia dijo...

Estoy completamente de acuerdo contigo.La única relación que tengo con ellos es el intercambio de saludos cuando salen o entran y siempre...Siempre con una sonrisa en los labios,este detalle unido al de como tratan a las personas con esa educación y elegancia,me hace entrever lo entrañables y buenas personas que son.
Ánimo también de mi parte para Dª Lourdes y Cristina.

Buen post...Me has hecho emocionarme.

Amapola Azzul dijo...

Esto emociona, un abrazo.

Ignacio Carcelén dijo...

Mi corazón tardó muchos años en recuperarse, y lo hizo tan mal...

Grandullon dijo...

Emotivo post Mara , creo saber lo que no es tener cerca a personas que quieres pero , perderlas .....dolorosísimo .
Como siempre , una vez más , me has llegado .
Un beso

Anna JR dijo...

Mi suegro también se fue de repente. De madrugada se le paró el corazón, mientras dormía, como siempre, abrazado a su mujer. Han pasado casi 2 años y ella sigue teniendo esa mirada y le echa mucho de menos.
Hace poco terminé -por recomendación de Molinos- 'El año del pensamiento mágico' de Joan Didion y me parece que has descrito muy bien a través de Lourdes el dolor y el desconsuelo. Esas dos fases del duelo. Uff. Se me pone la piel de gallina.

Anna JR dijo...

Mi suegro también se fue de repente. De madrugada se le paró el corazón, mientras dormía, como siempre, abrazado a su mujer. Han pasado casi 2 años y ella sigue teniendo esa mirada y le echa mucho de menos.
Hace poco terminé -por recomendación de Molinos- 'El año del pensamiento mágico' de Joan Didion y me parece que has descrito muy bien a través de Lourdes el dolor y el desconsuelo. Esas dos fases del duelo. Uff. Se me pone la piel de gallina.

Anónimo dijo...

Es muy.bonito lo que acabas de describir, pero yo creo que no es un gran bofetón lo que te llevas es........no se es cómo una pequeña tortura, poco a poco te va minando minando...............unas veces tocas fondo y subes y otras ......otras te cuesta subir mucho tanto que no llegas nunca arriba

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 España.