miércoles, 28 de mayo de 2014

AHORA ME ENFADO, NO RESPIRO Y ...

Todos nos enfadamos.

El impacto mundial de un cabreo es directamente proporcional a la reacción del cabreado ante el mismo.

Algunos se enfurruñan a menudo. Otros pocas veces.

Algunos no hacen ruido. Otros explotan como un volcán.

Algunos no te perdonan en la vida. Otros tal cual se enfadan, se desenfadan.

El motivo del cabreo puede ser brutal para uno y no existir para otro.
 
El cabreo, en general, es una actitud personal e intransferible que cada uno, en su maravillosa humanidad, toma ante una determinada situación o acontecimiento, y según sea su estupendo carácter, reacciona.

Lo que para unos puede ser una reacción exagerada y fuera de lugar, para otros es un chiste al lado de lo que serían capaces de hacer si les pasara a ellos.

Antes, en el pleistoceno, cuando yo era pequeña, se podía dar el caso de que alguien se enfadara contigo y no te enterases. Sencillamente porque, salvo que le vieras en el cole todos los días, como fuera una amiguita del parque, no volvías a coincidir con ella, y nunca te enterabas del enfado.

En el cole, te dejaban de hablar y te hacían el vacío. Y además, como te cabreases con una que era “capitán-general”, se cabreaban a la vez todos los peones de alrededor y te quedabas colgada como una paraguaya… Al día siguiente llorabas y suplicabas a tu madre que te dejara quedarte en casa, porque en el recreo nadie te hablaba. Eras capaz, incluso, de inventarte un dolor de tripa con tal de no ir y enfrentarte a la jauría de guarras enfaduconas capaces de desguazarte en dos segundos… Eso era cuando alguien se enfadaba contigo… Y cuando tú te enfadabas, si no eras capitán-general, hacías un “pues-ahora-me-enfado-y-no-respiro”… Hasta que se te pasara o se te pararan los pulmones.

Esta frase ha cambiado, ya que ahora, según la ESTRELLA de mi vida es “pues-ahora-me-enfado-no-respiro-y-me-convierto-en-pera” mientras pone el puño cerrado en lo alto de su cabeza emulando al “rabito” de la pera, e infla sus carrillos y los pone gordos. La primera vez que lo hizo me partí de risa…

¿Y hoy? ¿Qué pasa hoy cuando alguien se enfada contigo?

Yo… si me importas y considero que te has pegado una buena pasada… lo vas a saber… te voy a montar un pollo de colores colega!! Te voy a dar unos gritos de flipar… Voy a descargar sobre ti, toda mi ira… Y me a cagar en molares y caninos… y después… se me va a olvidar por siempre jamás lo que me has hecho, salvo que seas reincidente y entonces, si reincides demasiado, pasaré a comportarme contigo como si no me importases…


Yo… si no me importas, te arrojo al “barranco de la indiferencia” (esta frase es de Molinos y el post sobre ella es soberbio). Me cuesta mucho, muchísimo, una barbaridad… Me duele mandar a alguien al mentado barranco pero… lo hago, vamos que si lo hago.

Pero esa es mi reacción… No la de todos… Hay personas para las que la reacción más peor, más dañina, más dolorosa, más horripilante ante un enfado es…

¡¡¡CHAN-TA-TA-CHAN!!!

¡¡¡TE BORRO DE MI FACEBOOKKKKK!!!

¡¡¡TE BLOQUEO DEL WHATSAPP!!!

¡¡¡TE DEJO DE SEGUIR EN INSTAGRAM!!!

¡¡¡ME DOY DE BAJA DE TU SEGUIDOR EN TWITTER!!!

Porrr favorrrrrrrrrrrrrrrr…. ¡¡¡Qué vergüenza!!!

¡¡¡Valiente gilipollez!!!

Ahora no eres mi amigo de Facebook y no vas a saber que me he ido a Lisboa a ver la final de la Champion… Chinchaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!

Y como los 300 amigos que tenemos en común no te lo van a decir… tú no te vas a enterarrrrrrrrrrr de mi vidaaaaaaaaa!!! Chinchaaaaaaaaaaa rabiñaaaaaaaaaaaa!!!

Y como no conozco a nadie en el mundo entero que te conozca, nadie te lo va a cascaarrrrr!!! Chinchaaaaaaaaaaa rabiñaaaaaaaaaaaa que tengo una piñaaaaaaaaaa!!!

Y como la gente no es nada cotilla, tú no te vas a enterar de nada de lo que hagooo!!!!!!! Chinchaaaaaaaaaaa rabiñaaaaaaaaaaaa que tengo una piñaaaaaaaaa que tienes piñonessssssssssss!!!

Y como tengo unos amigos estupendos, de esos que no borro de Facebook, no me van a traicionar y no te van a ir con cuentos chinossssss!!!!!!! Chinchaaaaaaaaaaa rabiñaaaaaaaaaaaa que tengo una piñaaaaaaaaa que tienes piñonessssssssssss y tu no los comessssssssssssss!!!!!!!!!

De verdad, seamos maduros… Estas actitudes pueriles sólo llevan a pensar… “qué pena de pavo colega!!! Cómo si me importase una mierda lo que hace!!!” Porque una persona que te borra de su vida, no se molesta ni en darte de baja de las redes sociales… Si yo te borro… te borro colega!!!… y no gasto ni dos segundos de mi existencia en atisbar y hurgar en los ajustes de Facebook para darte de baja como amigo … Sencillamente no voy a volver a asomarme por tu perfil, y cada vez que me salga algo de ti, ni lo leeré, porque mi curiosidad sobre lo que haces con tu vida, se ha borrado como te has borrado tú. Si las redes sociales, son eso… SOCIALES… Nunca emocionales, ni cercanas… En las redes sociales hay que escribir las chuminadas absurdas que nos pasan en la vida… Nunca cosas serias que puedan tener alguna trascendencia, porque quedan ahí, en los anales de los propietarios de Facebook por siempre jamás del mundo.

Y por último, si tienes tanto tiempo como para dar de baja a una persona en todos los lugares internáuticos que compartes con ella… ¿no será mejor que dediques tu cabreo a intentar solucionar las cosas, en lugar de dar esa vergüenza ajena borrando a las personas de esa vida tan apoteósica y brutal que tienes a través del ordenador o del móvil?…

 ¡¡Qué pena de verdad!! ¡¡¡Qué enfadados estamos humana y personalmente que nos borramos unos a otros de un mundo diseñado para la vida virtual!!! ¡¡¡Qué enfadados!!!
(Hay gente incluso que le da a un botón para que, tú y sólo tú y nadie más que tú, no le puedas localizar cuando teclee tu nombre en el buscador y nunca más, jamás de los jamases vuelvas a saber algo de él... ojo! ojo! ojo!!!)

sábado, 24 de mayo de 2014

UN PASEO DIFUSO

Tengo que ir… pero no quiero ir…
 
Cuando llegue, me van a dar un montón de besos, me van a dar mimos, me van a dar abrazos, me van a dar cariño, me van a dar apoyo, me van a ayudar, … pero yo, no quiero ir.
 
Decido ir dando un paseo… Son 20 minutos… Así me ventilo, me da el aire frío en la cara, me despejo…
 
Al llegar a la esquina, dos policías, de los de tricornios, me observan, debo de tener pinta de constituir una grave amenaza… un taxi frena y me mira pensando que quizá vaya a levantar el brazo en señal de STOP…
 
Yo continúo caminando. Intento ir con paso decidido, pero se nota que no quiero ir porque me cuesta avanzar… “Qué absurdo!”… pienso y repienso… “No había ninguna necesidad de todo esto!!!” … sigo avanzando…
 
Cruzo el primer semáforo, me paro en el segundo… Veo pasar un coche de esos eléctricos que van a 50 km/hora como límite vertiginoso de velocidad. Pienso en el que todas las mañanas forma el atasco en la carretera de mi casa al VIVERO… Sólo hay un tramo de un solo carril… Pues todas las mañanas me encuentro con el coche eléctrico que va a 50 km/hora…
 
¿No hay límite mínimo de velocidad? ¿¿¿¿Si por la carretera se puede circular a 70 km/hora… no es multable ir a 50???
 
Fuera pensamientos negativos contra otros… Sigo… Me adelanta una chica en patines… Otro en bicicleta sin casco… ¿Las bicis son automóvil o pueden ir por la calle como yo? ¿Se necesita ir con casco o me lo he inventado?
 
Sigo… Cojo aire… Una señora pasea a su perro… aunque en realidad es el perro el que pasea a una señora… Pobrecilla… va a trote cochinero con el brazo estirado y el perro tira de ella. Seguramente se irá a encontrar con una perrita ideal y tiene una prisa que se muere, o no, quizá es que se hace pis y hay otro perro en su árbol preferido y quiere defender su territorio. La cosa es que la paseadora se ha convertido en paseada.
 
Me cruzó con un bebé/niño de un año y medio montado en un carrito que tira a mis pies su chupete… Me agacho y se lo doy a la que empuja el carro, que claramente no es su madre… Ella se lo da al bebé y el bebé se lo vuelve a meter en la boca… “Qué bien… Vitamina M para el enano!!! Su madre estaría encantada de verlo!!!”
 
Paso por un buzón… ¿Cada cuanto recogerán ahora las cartas? En esta nueva era de las telecomunicaciones tecladas, la gente ya no escribe en papel… y mucho menos manda una carta por correo con sello… Yo si… Yo si me escribo con alguien cartas de las de sello… Pienso en él… ¿Qué estará haciendo?... Imagino que leer o escuchar música… Pienso en él y sonrío… Yo tengo sus cartas, él tiene las mías… Qué relación tan bonita tenemos… Sigo caminando…
 
Cruzo otra calle… Loewe, Carolina Herrera, Armand Bassi, Camper, Hacket, Dior… qué bonitas!!! Qué tiendas más bonitas… Miro los escaparates, pero no me paro. Están cuidados al milímetro… Qué bien le queda todo a los maniquíes, pero… quien coño tiene el cuerpo de un maniquí!!!??? Bueno, seguramente más gente de la que creo… Agradezco el aire fresquito en la cara… Me está espabilando bastante…
 
Un chico encorbatado medio-trastabilla delante de mi… iba mirando el móvil… una Blackberry, ese es móvil de curro… el iPhone suele ser el personal y la BB es de trabajo… Todavía recuerdo cuando yo tenía la BB y ahora no sé qué haría sin mi iPhone… Me acuerdo de Steve Jobs y el discurso que dio en Standford. Me gustó muchísimo… me pareció un hombre inteligentísimo… pero esa gente tan absolutamente inteligente y genial, un día hace “click” y se pasan de rosca. Yo creo que Steve Jobs también se pasó de rosca. De hecho al final solo iba con camiseta negra y un botellín de agua. Hay mucha gente con manías absurdas vistas desde fuera que pueden llevar a sufrir muchísimo y a terminar con una relación… pero que ellos consideran costumbres, aunque son manías como catedrales. Y me vienen a la cabeza las manías de los que están cerca… y las mías, que por supuesto, considero costumbres.
 
Hago la curva y me encuentro frente al portal… Compro un paquete de chicles y un paquete de Marlboro… “Mami no fumes, te vas a morir” … oigo al PLANETA y a la ESTRELLA en mi interior… “Papá ya lo ha dejado!!!”“Lo voy a dejar mi vida” … “Pero cuando mami?” “No lo sé…” Si lo sé… Sé que lo tengo que dejar.
 
Tengo más acentuado que nunca el Síndrome de Aspersión Difusa que padezco… Lo noto…
 
Cojo el ascensor, subo a la sexta planta… Me abren la puerta. Me llaman por mi nombre. “Mara, pero ¡¡¡qué guapísima estás!!!”
 
Me dan besos, mimos, abrazos, cariño, apoyo, ayuda… “No entiendo que hago aquí… No había ninguna necesidad”. Les agradezco muchísimo su cercanía y la confianza que me inspiran, pero bien sabe Dios que yo jamás hubiera querido venir aquí…

miércoles, 21 de mayo de 2014

PLAZA DE SANTA ANA - PIDO DISCULPAS


El pasado 7 de mayo, recibí en el post de "LA PLAZA DE SANTA ANA" el siguiente comentario:

 

Javier Quevedo dijo...

Hola, soy el GERENTE del aparcamiento de la plaza de Santa Ana. He leido tu post y te tengo que hacer varias matizaciones, para que estés bien informada y sobre todo, no desinformes a los demás:
1º La entrada al aparcamiento es por la calle del Principe. Si entras por esa calle, no te multan, sencillamente porque en toda la calle hasta la rampa de entrada no hay cámara alguna. Si existe una cámara situada mas adelante de la rampa de entrada, de manera que SI NO ENTRAS AL PARKING te pueden multar, PERO ES IMPOSIBLE QUE ENTRANDO POR PRINCIPE Y ACCIENDO AL PARKING TE MULTEN
2ª Es la única calle permitida, y la única que pone claramente que está permitido el acceso al parking. En las demás calles (Prado, o León) no pone nunca que esté permitido el acceso al parking, por lo que si accedes sabes que te pueden multar.
3ª ¿Como puedes pensar que el aparcamiento está "compinchado" con el Ayuntamiento? Nosotros y nuestros clientes somos los que sufrimos las multas, ya que la asistencia al aparcamiento ha caido espectacularmente por las dichosas multas... te aseguro que llevamos luchando desde que se pusieron las cámaras para que las quiten, pero no ha sido posible...
Lamento y comprendo tu frustración y que estés indignada, pero es injusto que hagas responsable, o al menos copartícipe de las multas, a nosotros que también lo sufrimos desde hace años ......
Un saludo



 
Y por supuesto me he vuelto a leer el post…
 
Me he “reído” dándome cuenta de la pasta que me he dejado en esa plaza… y luego lo he vuelto a releer intentando ponerme en el lugar del gerente del aparcamiento…
 
Javier Quevedo tiene razón… Quizá no debería haber lanzado esa “acusación” absurda sobre el aparcamiento que dirige… Es una estupidez pensar que el aparcamiento está compinchado con el Ayuntamiento y como es una estupidez absurda pensarlo, lo escribí… Escribo tantas estupicedes absurdas que… ufff… una más … total!!!
 
Entiendo que los que me leéis habitualmente, también entendisteis esta aseveración como estúpida y absurda, porque claramente el Parking de la Plaza de Santa Ana debe estar perdiendo muchísimo dinero con las “facilidades” de acceso al mismo que le da el Ayuntamiento. Pero por si cabe alguna duda sobre mi aseveración estúpida y absurda… la retiro!!!
 
Javier Quevedo… te vale con que la retire o debo pedir disculpas? Como no sé si me vas a contestar, te voy a pedir disculpas directamente.
 
Javier Quevedo discúlpame si en mi párrafo absurdo y estúpido te he ofendido o has creído que he podido confundir al personal… No creo que yo, que no soy “nadie” en el mundo, tenga esa capacidad de influir sobre los que me leen, haciéndoles ver lo que claramente no es… pero… por si acaso pido disculpas.
 
Y no puedo decir nada más… El Sr. Quevedo ha sido tan absolutamente educado y encantador que no puedo poner ni un “pero” a su comentario y me ha dejado sin chascarrillo estúpido y absurdo para el post de hoy.

domingo, 18 de mayo de 2014

GOLDEN

Antes de terminar el postre mi hermana dijo con toda su alegría “no pasa nada!!! Vámonos a por un hermano de KIKI… y compramos otra jaula para COPITO!!!”

“Siiiiiiiiiiiiiii” gritó emocionado el PLANETA!!!

La miré con espanto… Yo… que le había pedido a mi hermana, madrina del PLANETA, un hámster con jaula porque era un regalo baratito (6€ el hámster, 25-40 € la jaula y 7 € de comida) y ya íbamos por tres hámster y dos jaulas!!!

“Pero tía… Que noooooo!!! La jaula la compro yo!!!” “Que no pasa nada MARA…”

Otra vez al coche… Otra vez a la tienda de animales… Otra dependienta distinta que no tendrá ni chufa de hámsteres…

“Hola, mira, esta mañana hemos venido y le hemos dicho a tu compi que en otra tienda hemos comprado un hámster y que queríamos otro… Nos ha dado uno que tal cual lo hemos juntado con otro, se lo ha intentado fagocitar!!!”

“No claro!! Es que yo nunca aconsejo juntar hámsteres de distintas camadas… Los hámsteres para poder vivir juntos tienen que ser hermanos… Y ha sido mi compañera de esta mañana?” “Si… la misma!!!” “Qué raro… ella sabe bastante de hámsteres!!!”

Levanto las cejas…

Nos acercamos con el PLANETA hacia la camada de KIKI… “Qué sexo queréis?”Macho!!! Un macho!!!” le digo… Y dice el PLANETA “si porque esta mañana hemos comprado a KIKI que es chica”“Y vais a tener chico y chica!!! No sabes como crían!!”

“¡¡¡¡¡¡¡¡¡QUE TE CALLES DE UNA VEZZZZZZZZZZ COÑOOOOOOOOO!!!” me dieron ganas de gritar a la dependienta, pero cogí aire… “Siiiiii, siiiiiiii… lo sabemos todo sobre los hámsteres… ¿Quieres preguntarme algo tú a mi? Venga anda…Tú dame un macho!!!” … Empiezo a notar que me invade una locura como la de Jack Nicholson en “El Resplandor”… y que se me pone la sonrisa del Joker de “Batman”… (Ver foto de arriba)

Ella empieza a coger una rata, la pone patas arriba y duda… la suelta… coge otra… la suelta…

“Espera que voy a mirar en un libro porque no me acuerdo de la diferencia”“Dios mío” … y recuerdo el trozo que me soltó mi hermana sobre la mediocridad laboral “Vivimos en una mediocridad laboral asquerosa y aplastante en la que nadie se involucra en su trabajo porque les da igual el resultado final de sus actos, y solo quieren salir al paso en el día a día y cobrar a fin de mes desinteresándose absolutamente por si las cosas están saliendo bien o son una chapuza, sin darse cuenta de que pueden, por ejemplo, matar las ilusiones de un niño haciendo que este presencie un asesinato a sangre fría delante de sus narices…”

Es imposible, con la panda de oligolérdicas que me he encontrado esta mañana vendiendo animales, que ninguno de los tres hámsteres sea hembra… Alguno es tía fijo!!! Espero que sea COPITO que es el que va a vivir solo… Cojo aire… Mi hermana me mira con una pena horrible…

El PLANETA está feliz… “Mami esté es del color del oro … Le voy a llamar GOLD”“GOLD no me gusta… suena a GOLDO y de GOLDO no tiene nada, está bastante delgado y es pequeño” “Y GOLDEN? Te gusta GOLDEN?” “Si mi niño… GOLDEN me gusta”… Elegimos una jaula más pequeña para COPITO…

Volvemos a casa… No estoy desolada… Estoy como si el huracán Andrew me hubiera llevado puesta… Como si un camión de los de Vehículo Longo me hubiera arrasado con sus ruedas…

Tres hámsteres… Dos jaulas… Hay que limpiarlos, darles de comer, ponerles agua… Joder… Como si yo tuviera pocas cosas que hacer…

Soltamos a GOLDEN dentro de la granja de KIKI… El reencuentro entre los hermanos hace que se me salten las lágrimas… Se adoran!!! Son felices!!! Están encantados!!! Se están comiendo a besos!!! Se meten los dos por el tubo… Se suben uno encima del otro… Se amontonan… Se… Ufff… Yo qué se… Mi hermana me mira y hace el gesto de “no lo quiero ni pensar!!!”“Voy a matar a las tres estúpidas de las dos tiendas!!! Estos son macho y hembra fijo!!!”


(Ver foto... Las ratas están en el tubo)

“Mira que contentos están!!!” …. “Si hijo si… Están felices…” “Vamos a montar la jaula de COPITO!!!” … Montamos la jaula y metemos a Jack El Destripador dentro… Inmediatamente se pone a dar vueltas, correr, beber, saltar… Veo la felicidad en sus rojos ojos… No me extraña después de estar una hora en un tuper!!! “COPITO no es un asesino mi vida… Es que su naturaleza le hace atacar a todos aquellos que no son hermanos suyos… pero si le metes a un hermano se portaría genial!” … “Ya… Vamos a hacer una cosa, yo me encargo de KIKI y GOLDEN y la ESTRELLA de COPITO… Vale????????”

Llevamos las jaulas al tendedero, que tiene su puertecita de cristal que separa a los bichos de mi cocina… Los niños se quedan mirando cada movimiento de las ratas… Mi hermana y yo volvemos al salón y nos da un ataque de risa histérico…

“Mami” dice la ESTRELLA preocupada… “Creo que tenemos un grave problema en la cocina… En la jaula de KIKI y GOLDEN… No paran mami… No paran…” “Bueno… que sea lo que Dios quiera!!!”

Todo lo relatado sucedió el día 4 de mayo.

El día 7, cuando me levanté para venir al VIVERO a trabajar, GOLDEN había desaparecido de la jaula… Lo encontramos por la noche debajo del lavaplatos… Cuando lo metimos en la jaula, se bebió todo el agua y se comió todo el plato de alpiste… Se subió por el tubo y le dio a KIKI todo su amor y todos sus mimos. Tapamos los dos lugares por donde creíamos que se había escapado y…

El día 10, a maitines GOLDEN volvió a desaparecer… Lo encontró la ESTRELLA de mi vida, el día 11, … ¡¡¡en el SALÓN!!! … dentro de una maceta que tiene un ficus enorme… Se había cruzado toda la casa solito… Y, por supuesto, se había cagado por todas partes… Volvimos a meterlo en la jaula y tapamos más posibles sitios de escape o fuga… Él comió, bebió, estrujó a KIKI y…

El día 12, volvió a escaparse… Ya ni le busco… Sé que vive debajo de la lavadora… De hecho le he puesto un comedero y un bebedero para que no se deshidrate… Paso de matarme a buscarlo porque, total, no sé por dónde coño se escapa…

Mis hermanos le llaman “Kunta kinte” o “Houdini”…

KIKI está solito y tristón en el tubo (y digo “solito” porque todavía confío en que sea un tío) esperando a que venga su GOLDEN… pero como no vuelva solito yo no pienso mover un músculo… Lo único que me turba es que se coma los cables de la lavadora y se la cargue… En ese caso es rata muerta…

COPITO vive solo y feliz… Cuando me acerco hace todo lo que sabe… Sube, baja, le da a la rueda, chupa del bebedero, come, trepa por la jaula… El tío está como un Maharajá…


(Foto de COPITO haciendo todo lo que sabe)

La ESTRELLA habla con COPITO y le cuida. El PLANETA, todos los días, les da las buenas noches antes de rezar las tres Ave Marías…

Yo sólo espero, y pido al Cielo, que sean todos machos… 

jueves, 15 de mayo de 2014

KIKI


Y con COPITO en un tuper nos fuimos a casa… Quedamos con la empleada de la tienda en que volveríamos a lo largo de la semana siguiente a buscar otro hámster ruso, ya que ella nos advirtió de que les llegaba otra “tanda” a partir del jueves…
 
Durante el viaje, el PLANETA dijo… “Mami, COPITO tiene los ojos rojos!!!” “Rojossssss!!! Que horrorrrr!!!!” Qué mal rollo… un hámster de ojos rojos!!! “Mami, COPITO está rascando las paredes del tuper” “Querrá salir…” … “Mami, COPITO está muy quieto, se ha quedado como paralizado”… “Estará durmiendo mi vida” mientras por dentro pensaba “Dios Mío que no se muera COPITO por el camino!!!”“Mi niño como el tuper es transparente y lo llevas en volandas, a lo mejor COPITO tiene vértigo de ver el suelo tan lejos… Pon las manitas debajo del tuper!!! Apoya el tuper en tus piernas”
 
COPITO seguía quieto-quietísimo… “Dios mío… se va a morir la puñetera rata en el garaje!!!”
 
Entramos en casa y dejamos a COPITO solito (dentro del tuper por supuesto) en un rincón del salón y nos dispusimos a montarle la jaula… Mi hermana mayor-menor iba y venía con cara de preocupación mirando al bicho “Mara, estos roedores se mueren muchas veces de un infarto fulminante!!!” … Joderrrrr….
 
Transcurridos 15 estresantes minutos, COPITO se vino arriba y empezó a rascar el tuper… “Ya podemos meterle en la jaula mami?” … “Si mi niño”… Cogimos a la rata y la metimos en la jaula… En un primer momento se paralizó en una esquinita, pero en breve cogió confianza y … madre mía!!! Qué energía!!! Venga a comer, beber, dar vueltas en la rueda, subir por el tubo, bajar a toda mecha!!!
 
 “Mami… Cuando vamos a por la novia de COPITO?” Solo de pensarlo se me abrían las carnes… “La semana que viene”“Y va a estar solito una semana? Toda la semana? Solito  y sin nadie con quien jugar???” … Mi hermana mayor – menor, y madrina del PLANETA, sentenció: “Vámonos ahora mismo a por otro!!!” valeeeeeeeeeeeeeee!!!” gritó el PLANETA…
 
Y dejando a la PATROCLA (hija pequeña de mi hermana) vigilando a COPITO, nos marchamos a otra tienda de animales. Al llegar, explicamos a la dependienta que teníamos un hámster macho en casa y que queríamos otro hámster, esta vez hembra… “Si me das una hembra eres mujer muerta” amenacé por lo bajinis a la dependienta… “PLANETA ven conmigo a elegir cual quieres y yo te digo si es una hembra o no” “Hembra nooooo!!!” grita la ESTRELLA. “Qué siiiiiiiiiiii… Qué mamá me ha dejaooooooooo!!!!!!!” … La ESTRELLA me mira… Le guiño el ojo… “Ahhhh vale!!! Una hembraaaa!!!” … Y dice la dependienta “Vamos PLANETA… Que te voy a dar una hembra!!!”
 
Tanto lío… Al final la cagamos… Lo estoy viendo…
 
El nuevo hámster era más amarillito y el lomo lo tenía oscurito, como marrón… “Este se va a llamar KIKA!!” … “¡¡¡KIKA nooooooooooo!!!!!!!” … “¿Por qué mami?” … Estuve a punto de contestar, “porque vas a llamar KIKA a un chico y le vamos a crear un trauma de identidad al bicho!!!” Pero claro, no se lo podía decir… y solté la siguiente chorrada: “Porque no se puede poner un nombre de ser humano a un animal… Y las Franciscas muchas veces son KIKAS!!!”“Las Franciscas son PACAS!!!” dice la ESTRELLA siempre tan oportuna… “Y Paquis, y Kikas!!! Pero, el hámster no se puede llamar Kika”“¡¡¡Pues KIKI!!!” dice el PLANETA…
 
……………..
 
……………..
 
Si, lo sé… KIKI es poli-multi-semántico… KIKI significa muchas cosas, como por ejemplo… La coletita que se hace la ESTRELLA con el pelo… O la goma que sujeta la coletita… (Nunca he sabido a cuál de las dos cosas se llama KIKI, porque nunca he usado esa palabra en ese sentido)… Pero volviendo a lo mío y pensando en la sensibilidad del animal pensé que KIKI era tanto para chico, como para chica…
 
…………………
…………………
 
“KIKI me parece bien”
 
 
 
Volvimos a casa con KIKI metido en una jaula de cartón para pajaritos… La verdad es que daba menos grima que el tuper… el tuper siempre está relacionado con comida y con COPITO me sentía como Diana de “V”…
 
Con una ilusión tremenda soltamos a KIKI en la jaula con COPITO… En el primer minuto y medio, con un silencio sepulcral entre nosotros y los ojos como platos, observamos cómo se ignoraban el uno al otro.
 
“COPITO mira para atrás… Ha venido KIKI a vivir contigo!!!”. El PLANETA estaba feliz viendo a sus dos hámsteres… De pronto COPITO se acercó a KIKI y se empezaron a oler… “Mira mami!!! Se están conociendo!!!”“Si”… COPITO le olía a KIKI el “por-detrás”… Mi hermana mayor-menor me miraba haciendo mohines… Puse los ojos en blanco… “Como me haya dado una tía me meriendo a la de la tienda”
 
 De pronto COPITO salta encima de KIKI y empieza a … ¡¡¡¡morderle el cuello a lo bestia!!! “AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH” gritamos todos a la vez!!! KIKI chillaba como un cerdo, patas arriba, tirado en mitad de la jaula, con el depredador de COPITO succionándole la “guyular” y el cuello!!! Mi hermana tomó las riendas… “Hay que separarles yaaaaaaaaa!!!” Yo estaba paralizada… Pero qué horror!!! KIKI seguía gritando (o lo que hagan los hámsteres cuando les están atacando!!)… COPITO chupándole el cuello… Las niñas de mi hermana no podían parpadear… La ESTRELLA de mi vida se había llevado la mano a la boca y no podía articular… Y el PLANETA chillaba “COPITO suelta a KIKI!!! COPITO sueltaaaaaaa a KIKIIIIIIIIIIIIIIII!!!”
 
Mi hermana me dio un codazo mientras en su mano sostenía una escalera que no habíamos podido colocar en la jaula “Maraaaaaaa… Quieres abrir la jaula de una vez!!! … Que nuestros hijos van a presenciar una carnicería!!!” Abrí la jaula, sin saber muy bien como, y mi hermana a escalerazos les separó…
Cerré la jaula… Ufff… COPITO entendió el regañao que le había caído y se fue a una esquinita… KIKI trepaba, panicando, por la jaula y me dí cuenta de que tenía una herida medio-sangrante a la altura de la oreja… Al minuto escaso COPITO se giró y volvió a atacar a KIKI con toda su fuerzaaaaaaaa!!!
 
“AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH” volvimos a gritar todos a la vez!!! “Por favorrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr… COPITO es un asesinooooooo en serieeeeeeeeeeeeeeee!!!” Volví a abrir la jaula, mi hermana cogió la escalera, le pegó un escalerazo a la rata blanca de ojos rojos y yo le cogí como pude por el lomo, lo metí en el tuper y cerré la tapa… Se hizo el silencio en la habitación… “Y ahora qué mami?” … Yo estaba con un mal cuerpo de narices… KIKI sangraba por la oreja… COPITO no paraba de correr dentro del tuper… Joder que mal rollo colega…
 
"Bueno vamos a comer y lo pensamos!!!” … Vaya comida… Todos callados… Los 4 niños y las 2 adultas… Mi hermana y yo nos mirábamos… “Y ahora qué hacemos?” … Nos reíamos por no llorar… Entramos en internet y encontramos un montón de foros que hablaban sobre los hamsters y todos coincidían en que sólo pueden vivir juntos hamsters que sean hermanos… “Si son de distintas camadas, se matarán literalmente y sin remedio”, ponía por todas partes…
 
 “¡¡¡Joder con las de las tiendas de animales!!! Una me quería vender el hámster que llega el jueves que viene y la otra, sabiendo que ya teníamos uno, no ha dicho ni pío de la que se nos iba a formar aqui!!! La peña es la pera…” Mi hermana, con la mirada perdida en el infinito más lejano se puso a delirar y filosofar:
 
“No. No es la pera… Vivimos en una mediocridad laboral asquerosa y aplastante en la que nadie se involucra en su trabajo porque les da igual el resultado final de sus actos, y solo quieren salir al paso en el día a día y cobrar a fin de mes desinteresándose absolutamente por si las cosas están saliendo bien o son una chapuza, sin darse cuenta de que pueden, por ejemplo, matar las ilusiones de un niño haciendo que este presencie un asesinato a sangre fría delante de sus narices…”
 
Si… Toda la razón… Pero al grano!!!… ¿¿¿¿¿¿¿Y ahora que hacemos??? El PLANETA hizo un par de pucheros… “Y ahora que mami? Dejo a COPITO en el tuper y a KIKI en la jaula???”… Yo no sabía ni que contestar… Le miré… Esos ojos me matan… Me parten el alma y el corazón… Se me había cortado la “ingestión”… No podía ni comer… y los demás tampoco… Aquello parecía un tanatorio…
 
Y si, esos son los ojos de un niño con su segundo hámster metido en una caja para pájaros...

lunes, 12 de mayo de 2014

COPITO

Que tu hijo haga la primera comunión te hace “ceder” en cosas a las que te habías “negado-en-rotundo-por-encima-de-tu-cadáver” toda la vida… Toda la vida, hasta ese momento en el que tu pequeño, tu niño pequeño e ideal, te mira con los ojos del gato de Shrek y te dice “Mami, por mi comunión le puedo pedir a mi madrina que me regale un hámster”…
 
Piensas en su madrina, tu hermana (mi hermana mayor menor)… Piensas en el precio de un hámster con jaula… Crees que es barato y así la madrina se “quita” un trozo tremendo que suele suponer el regalo de comunión… Piensas en el bicho en sí… y te da un ascazo que te cagas, pero si lo piensas fríamente… Está en una jaula no???? Y el niño, mientras piensas, jura, promete, ofrece… hace todo lo que sea para convencerte de que los va a cuidar, de que no vas a tener que tocarlos nunca, de que él los va a limpiar… bla, bla, bla… Y ese corazón duro como una piedra de madrastrona que tienes, se empieza a ablandar absurdamente y dice las palabras mágicas“Vale… que te regale tu madrina un hámster…” (Qué asco colega!!!)…
 
“Biennnnnnnnnnn!!! Te quiero mami!!!!! Eres la mejor madre del mundo que se puede tener para siempre del mundo grande y guapa y bonita… bla, bla bla…” Y tú con los ojos en blanco piensas… Joder… colega… Un hámster… qué ascazo!!!
 
“Mamá? Pero un hámster solito se va a morir de pena… no?” “Que quieres decirme?” “Pues que para tener un hámster solito y que se muera de pena, prefiero dejarlo en la jaula de la tienda con sus hermanitos o… o…” Me vuelve a mirar de reojo, con pena… bajando y subiendo la mirada… “O ¿qué?” “Pues que podríamos tener dos!!!” “Dossssssssssss!!! Dosssssssss!!! Noooooooooo dossssss nooooooo!!!”… Le miras… “Noo”… Notas que tu voz se empieza a reblandecer… Total… Si ya tienes uno… no importan dos… Los hámsteres son como los hijos… La gran diferencia no es de uno a dos… La diferencia brutal es de CERO a UNO!!! Donde va uno… van dos tranquilamente… y te oyes decir “Vale… dos hámsteres…”
 
“Biennnnnnnnnnn!!! Te quiero mami!!!!! Eres la mejor madre del mundo que se puede tener para siempre del mundo grande y guapa y bonita… bla, bla bla…” Y tú con los ojos en blanco piensas… Joder… colega… Dos hámster… qué ascazo!!! Doble ascazo!!!
 
“Mami… ¿Pueden ser chico y chica?” “Ni de churroooooo!!!!” “Jo mamiiiiiiiiii para que se casen y tengan bebés!!” “Bebés???????? Querrás decirrrrrrr RATASSSSSSS????” “No son ratas mami, son hámsteres!!!” “Me niego… cada quince días o una vez al mes se me llena la casa de bichos mi vida… Por ahí no paso!!!” “Yo quiero chico y chica, yo quiero chico y chica, yo quiero chico y chica”…
 
Bua… colega!!! No puedes claudicar… En esto no… Esto ya es muy serio… Las camadas de los hámsteres son de 8 a 10 cada vez… y los tienen una vez al mes… Y los vas a tirar al wáter!!! Y una cosa son dos hamsteres y otra 12!!! Y en esto los hámsteres no son como los hijos… No tiene nada que ver 2 con 12!!! Y 12 al mes!!!! Son cerca de 122 hámsteres al año contando que las crías no se crucen entre ellas… Vamossssssss!!! Me da un perreque colega!!!
 
“No cariño… ¡¡¡chico y chica no!!!” “jo mamiiiiiiiiiiiiiii…”
 
Llega el día de ir a por los hámsteres… Llegamos a la tienda… Ya el olor me da un repelús… Huele como a …. ¿A qué huele una tienda de animales? A pienso… A pises… A comidas… A pelos… Puajjjjjjjj!!! Hay cobayas, conejos, ratas de laboratorio de pelo duro, de pelo corto, de “medio-pelillo” jergos, escorpiones, serpientes, pájaros piando, perros, gatos…. ¡¡¡Qué coño hacemos aquí!!!
 
Mi hermana, la madrina, se va a buscar la jaula… Y para no escatimar compra un jaulote brutal en rojo y negro, porque es de chico, con rueda para que corran, rampa, tubo para que suban y bajen, casita, pienso, heno, paja, chuches para cuando se porten bien, palo para que se limen los dientes… Todos los powers!!!
 
Yo me voy con el planeta a por las ratas… ¿Alguien sabe cuántos tipos de hámsteres existen? Pues mogollón… Es como los perros macho! Va por razas y clases y tamaños… y seguramente sabores!!!
 
La cantinela de “quiero chico y chica” sigue sonando y me acerco a la dependienta… “Perdona mira… ves ese niño tan ideal que hay ahí… quiere dos hámsteres, chico y chica”… “Uyyyy ¡¡¡¡¡¡¡no sabes cómo crían!!!!”… “Por eso… vamos a meterle la bola de que se lleva chico y chica, pero en realidad se lleva dos chicos”… “Vale que tipo de hámsteres quieres?” “Y yo qué se!!!”…
 
Al final nos decidimos por los rusos y resulta que sólo había dos… Chico y chica!!! La dependienta sentencia “Mira, sólo te puedo dar uno porque el otro tiene el ojo mal”… (Y me guiña el suyo como diciendo “porque el otro es una tía como la copa de un pino!!!”)
 
“No, no… con el ojo mal no!!!”… Y nos dio un hámster blanco nuclear impoluto…
 
“¡¡¡Qué mono!!! ¡¡¡Y qué blancoooooooooooo!!!” “Siiii es blanco como la nieve!!!”… “Si… y redondito… como un COPITO!!!” “COPITO!!! Le puedo llamar COPITO mami???” “Por supuesto mi vida!!!”
 
 
La empleada de la tienda metió a COPITO en un tuper con agujeritos y se lo entregó al PLANETA de mi vida…

 
Y así fue como COPITO llegó a nuestras vidas… (Y si... esos son los ojos de un niño que sostiene entre sus manos un tuper con un hámster ruso...)  
Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 España.