martes, 22 de octubre de 2013

EL GOLPE (II)

Llegué a La Paz totalmente acelerada. Tenía entre mis manos el TAC que determinaría si había que abrirle la cabeza o se iba a librar… El AVIADOR estaba en una cama con un camisón de esos tan sexys del hospital.

“¿Cómo estás? ¿Has descansado algo?” “Joder Mara, esto ha sido un circo toda la noche… A las 5.30 llegaron los Cazafantasmas, llenos de luces de colores, con el tío de la camilla de la esquina y no sabes el ruido que metieron y los alaridos que daba el pollo. Menos mal que me trajiste los tapones…”

Al lado del AVIADOR había una abuelita regordeta y sonriente con una mascarilla que echaba humo como una chimenea. Había llegado ahogándose a las 6.30 de la mañana y tenía puestos aerosoles. Su respiración era agitada. Blasa. Se llamaba Blasa o así la habían llamado las enfermeras. Yo decidí que con esa mirada tan dulce tenía que ser Blasi.

Enfrente del AVIADOR, sentados en una silla en mitad de la sala, había dos chicos jóvenes, bien vestidos, con buena pinta, uno sin gotero y sin nada, el otro tenía cogida una vía, pero no le habían enchufado a nada…

“Estos se habrán cogido un pedo de colores esta noche y están aquí en recuperación con vitamina B12”… “Qué va!!! Al de la izquierda le han dado el alta a las 6.30, pero no se quiere ir…”

Me giro a mirarle. La verdad es que estaba limpito, espabilado y en los pies llevaba unas zapatillas de la marca VANS, que cuestan entre 60 y 100 €… “Jesús!!!” le decía la médico… “Te tienes que ir a casa!!”“No me puedo ir a casa. Soy una mala persona y no me puedo ir” … Joder!!! Me giré al AVIADOR con los ojos como platos… “Si… Creo que está un poco zumbado”

Enfrente había uno que … no sé definirlo… luchaba… Tenía 6-3 de tensión… Vamos… que la máquina pitaba muchísimo y el pobre tenía una pinta malísima…

Oí que Blasi decía algo y corrí la cortina: “Buenos días Blasi… Necesita algo?” Me miró con sorpresa… De la máscara seguía saliendo humo. “Me puede incorporar un poco la cama por favor” “Claro que sí” … Mientras le incorporaba la cama, le pregunté: “¿Cómo se encuentra?” “Mejor… Estoy mejor… Me van a llevar a Canto Blanco, que está al lado de la residencia. Vivo con mi marido en una residencia preciosa y somos allí muy felices.” Claramente Blasi tenía ganas de hablar. “Mi marido ha venido esta mañana. No tenemos hijos. Solo nos tenemos el uno al otro. Llevamos 53 años casados”“Madre mía, Blasi… Qué suerte!!!”“No sabes que tierno” me decía el AVIADOR… “El marido se ha puesto a llorar cuando se despedía de ella, “te quiero mucho Blasi” le decía… Ha sido precioso”

“Perdone, tiene que abandonar la sala, vamos a cambiar a la señora de enfrente” … Me marcho a la sala de espera. Abro mi libro y empiezo a leer… Llegan dos íntimos amigos. Ella es médico y su primo es el jefe de maxi (como dicen ellos) en La Paz, pero no estaba de guardia. Ella había hecho las llamadas correspondientes… “Familiares del AVIADOR, pasen a la Sala 2B”  se oye por un altavoz.

Vino conmigo, saludó al maxilofacial de guardia y se identificó… El maxi, tras toquetear la cara del AVIADOR, se llevó el CD con el TAC. Salimos un ratito a la calle y volvimos a entrar. El maxi nos confirmó que las fracturas eran limpias y que no veía la necesidad de operar… de momento…

“Hay que esperar a que baje la inflamación de la sien para valorar si operamos o no… pero yo no creo que haya que intervenir”“Ufff menos mal”“Ya te he autorizado para que te quedes aquí, en la sala de los box, todo lo que quieras” “Gracias… La sala de espera es durísima” … Cuando el maxi se iba me acerqué a él… “Entonces ¿esto que se ha roto se va a soldar solito?” “Si, en principio si” … “Y cuánto tardará en soldarse?” “Pues un mes de baja no te lo quita nadie” … “Sólooooooooo!!!???… Es que es AVIADOR!!!” … “Pues entonces quizá dos meses. En cualquier caso, para descartar la operación definitivamente, hasta que no os vea el maxi en la consulta, sin la inflamación de la sien, nada… Y aquí tampoco os podéis quedar… Le vamos a dar el alta” … “Oyeeee!!! A mi no me mandéis eso a casa asíiii!!! A ver si le va a dar un derrame, un perreque o una embolia, que tiene un porrazo bestial en la cabeza!!!” “Eso le puede pasar sin golpe también” “Ya pero con golpe tiene más probabilidades no?” “No tranquila… No tiene ningún daño interno de ningún tipo”

Vuelvo a entrar a la sala de box… “Te dan el alta… Qué bien!” le digo, sin ninguna ilusión… Si le pasa algo y además están delante los niños, vengo aquí y asesino al maxi… “Qué bien, no le van a operar!!!” dice Blasi… “Pues si…” le cojo la mano… “Como está Blasi? Cómo se encuentra?” “Mejor… Estoy mejor… Ustedes son de Madrid?” “Si, los dos” “Yo no… Yo soy extremeña de Cáceres” “Uy como mi abuela… Era de Plasencia!!!” “Yo de Jarandilla” “¡¡¡Qué bonito Blasi!!!! Es una zona preciosa” “Si y mi marido es andaluz”… Hay personas que tienen la bondad y la ternura reflejada en la cara y Blasi la tenía. Era apuchuchable. Educada. Tierna. Sonriente. Más rica!!! Yo seguía tomando su mano… La tenía fría… “¿Tiene frío Blasi?” “Un poco” “¿Pido una manta?” “No gracias! Pero si quiero agua…”

Me acerqué a la enfermera… “Perdón … Blasi quiere agua” “No sé si puede tomar algo… Ahora lo miro y se la llevo”

“Jesús!!! Te tienes que ir a casa” … decía la médico dos horas después de la última vez que yo lo había escuchado… “Que no puedo… No me puedo ir a mi casa, soy una mala persona y no me puedo ir” “Tranquilo tío” le decía el de al lado “de aquí no nos movemos”… Este también tenía el alta desde hacía un rato y tampoco se iba…

A las 13.00 trajeron las comidas… Sopa sin sal, pollo asado con patata hervida sin sal, pan sin sal, mandarinas (sin sal seguro)… Un aburrimiento de comida… El AVIADOR se moría de hambre…

Yo en mi bolso de Mary Poppins llevaba de todo, pero de todo, de todo… Unos cascos y ropa interior y un pijama y calcetines y unas zapatillas de estar en casa, y un libro y el Telva y Cleenex y el cepillo de dientes y la pasta y la maquinilla de afeitar y la espuma y un transistor y el cargador de los móviles y el iPad y por supuesto, un tupper con jamón y colines … El bocata que se hizo el AVIADOR no se lo saltaba un torero…

“Mira Mara, a estos dos les han dado de comer también, pero los cubiertos se los dan de plástico. Es para que no nos acuchillen”… Joder…

Después de una ortopantomografía, que es una radiografía enorme de toda la piñata, para ver si había fracturas por los dientes, nos dieron el alta.

A las 16.00 horas del sábado, con el AVIADOR disfrazado otra vez de ciclista, volvía a casa absolutamente aliviada, pero con más miedo que otra cosa. Ahora sólo queda soldar el hueso y ponerse a punto para volver a volar… qué no es poco!

Gracias en primer lugar, a mi madre y hermanos, por estar pendientes en todo momento tanto del AVIADOR como de mi. Mi familia detrás de cada sms que decía “cómo está el AVIADOR?” escribía otro que decía “Y tú? Necesitas algo? Vamos?” y esos SMS los recibí a las 3.00 y las 4.00 de la madrugada… Sois grandes… Muy grandes…

Gracias a mis amigos, si, a vosotros que me acompañasteis con llamadas y mensajes de “lo que necesites” desde las 22.00 horas, momento en que di la voz de alarma, hasta hoy mismo… y seguís haciéndolo…

Gracias a todos los que os habéis preocupado (y habéis rezado) tras la lectura del post anterior… Sé que impresiona mucho leerlo… Vivirlo es la leche…

Gracias a los médicos, enfermeras y personal de la Quirón y de la Paz, habéis sido unos profesionales absolutos, pero lo más significativo con diferencia es el trato cariñoso y cercano que dais a los que estamos allí sintiéndonos pequeñitos, desgraciados e indefensos… Transmitís mucha calma y tranquilidad…

Gracias AVIADOR: no has perdido la sonrisa, el sentido del humor, ni me has trasladado tus preocupaciones (yo a ti las mías creo que tampoco). Que sepas que te has portado como un mayor y que te has quejado poquísimo.

Y ahora… ¡¡¡a recuperarse!!!



13 comentarios:

BIMBO dijo...

Ole olé y óle!!!!!!!!! Besos y lo dicho por ti.Lo que quieras.......besos a ti y por supuesto dale un gran gran beso al aviador.

Grandullón dijo...

No sabes como me alegró que todo se haya quedado en un gran susto. Ánimo enfermera que te lo mereces . Un beso

molinos dijo...

Me alegro infinito. Ánimo con la convalecencia!!

El 16 en discordia dijo...

Dentro de lo malo que podía haber sido el tremendo golpe que se dio el Aviador,hay que agradecer que sólo sean unos huesos "autosoldables" y un tiempecito de baja.

Ánimo para el Aviador y CIA.

Besos.

ALEJANDRA dijo...

Bendito sea Dios!. La verdad que no te había dicho lo de "lo que quieras", porque desde Murcia como que no te sirvo de mucho. Ahora, si os gusta la sobrasada de chato murciano ( mil vueltas al ibérico), un suponer, pide por esa boca que os la mando. Malegroooo!. Cuidáos mucho!. Besotes!.

TORO SALVAJE dijo...

Buenooooo, menos mal que no ha sido tan grave como parecía.

Buena noticia.

Besos.

Luis dijo...

Si es que es un exageraooooo. La que ha montado por una caída de nada, jajajajaja. Me alegro mucho. Ahora a cuidarle mucho, a cocinarle, limpiarle, atenderle, cambiarle el canal de la TV, ponerle las zapatillas, lo que sea, todo lo que necesite, que necesita descansar y estar bien atendido, jajajaja

sin más palabras dijo...

Me alegra mucho saber que todo va por buen camino. Ahora a recuperarse él y a descansar tu, que me hago una pequeña idea de lo que es estar en un hospital de acompañante y es agotador.

Un besazo

Patty dijo...

Pero qué susto!!! De esas cosas uno no se olvida, aunque luego se cuenta un popco en plan de broma. A los que sí que no se loes va a olvidar va a ser a tus hijos, yo también guardo en mi cabeza la imagen de mi madre con un tortazo tremendo en la frente, morado y too eso. Eso no me lo quita nadie. Bueno, ya en casa todo va a ser más fácil, se recuperará a momentos.Un beso.

jaime dijo...

Un abrazo para los dos.
Me alegro mucho. Ahora paciencia que ya lo gordo ha pasado.

Anónimo dijo...

Acabo de leerte....
Espero que en el "El Golpe (III)" nos cuentes que todo se ha quedado en un susto.
Ánimo campeona!!
Besos

Irene dijo...

Jo Mara!
Hacía como un mes que no me pasaba por aquí. Joooooooooooo!
No me puedo imaginar lo que pasaste.
Todo mi apoyo. Tambien rezaré.
Beso

Irene dijo...

Y un abrazo enorme pero enorme y grandioso.

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 España.