viernes, 15 de junio de 2012

YA ESTÁ AQUÍ EL VERANO

El verano… Uff!!!

Es la mejor estación de todas con diferencia…

No porque luzca el sol a todas horas y los días sean más largos, que es maravilloso y genera un buen rollito estupendo.

No porque estemos más desnudos por la calle, sobretodo las mujeres, debido al calorón que sufrimos cuando el sol rebota en el asfalto y nos sube, cual salamandra, por las piernas.

No porque estemos más morenas, ya que aunque sólo sea de pasear, sentarnos en las terracitas a tomar cañas, o, en mi caso, de la piscina, tenemos un color estupendo que hace que, en el caso de las mujeres, no nos tengamos que estar poniendo maquillajes, quitaojeras, ni iluminadores… todo eso lo tenemos natural porque estamos negras como zapatos…

A mi me gusta del verano, sobretodo, las comidas especiales que sólo se comen en esta época del año. Y aunque es verdad que el calor quita el hambre, si el menú acompaña, te pones ciego sin darte cuenta. No comes grandes platos o plato único, picoteas de muchas cositas, que no te dan la sensación de que estás jalando toda la cantidad de comida que en realidad te estás metiendo entre pecho y espalda. Y además son mucho más fáciles de hacer y se mancha mucho menos la cocina…

Por eso es fundamental que los alimentos se sirvan fríos, muy frios…

¡¡¡La comida de verano es pistonuda!!!

Para abrir el apetito en verano, es absolutamente necesario que el aperitivo sea de mejillones, boquerones en vinagre y patatas fritas… Fundamental!!! Con eso empieza el triunfo de una buena comida veraniega. Por supuesto, regado con cerveza muuuuuuuuy fría, y ahora sí, se puede tomar clara de limón o un tintito de verano. Sólo en verano se puede tomar clara de limón o tinto de verano, fuera de esta estación no tienen, ninguna de las dos, sentido.

De primero o como segundo entrante… Un gazpacho!!! Oh!! Qué bueno… En mis tiempos mozos, para tomarme el gazpacho yo no utilizaba la cuchara. Con una barra de pan me apañaba … Venga a hacer barquitos, y venga a hacer barquitos… (Ahora me corto más, que los cuerpos no son los mismos…) El problema del Gazpacho es el pepino, y mi abuela le ponía también comino, y estabas toda la tarde rumiando gazpacho, con lo cual, en casa de mi madre el gazpacho se llamaba directamente “Hiroshima” o “Nagashaki”… No es estrictamente necesario ponerle pepino al Gazpacho, se ponga Arguiñano como se ponga…

Ahora se lleva más el Salmorejo, es como más glamouroso y pijo… Y por supuesto las distintas variantes que han nacido del Gazpacho, como son: el Gazpacho de remolacha, que no está mal, o el Gazpacho de Sandía, que a mi me da dentera… Salvo el melón con jamón, no soporto frutas fuera del postre… Se acepta la crema de puerros (Vichyssoise) y la crema de calabacín (Calabassoise), pero, por supuesto ahora en veranito, tienen que ser frías, porque yo aborrezco los purés en general…

Luego te tomas una tapita de ensaladilla rusa (lo siento F50, quería decir “ensaladilla de la estepa” o “ensaladilla del este”, se me ha escapado)… con todas sus variantes y con pepinillo… No está buena si no tiene pepinillo, porque le da un saborcete avinagrado que está buenísimo.

Y huevos rellenos… ¡¡¡Qué ricossss!!! Con su atuncito con tomate y mayonesa… Es una forma estupenda de tomar huevo sin pasar, ni manchar una sartén…

Las ensaladas… Me flipan!!! Pero no tienen porque ser de verde, que también y además admiten todos los ingredientes del mundo mundial y con una buena vinagreta están de lujo. Hay ensaladas de pasta, de lentejas, de alubias, que se pueden tomar frías y están buenísisisimas… A mi me pierde la ensalada de pasta… Me pierde en general la pasta… (lo que más me gusta del mundo y de lo que siempre, siempre, siempre me comería un plato es de pasta con tomate, me da igual sólo tomate, que bolognesa, que con bacon… pero con tomate… Y si es el tomate de mi otra madre… Buaaaaaaaaaaaaa colega!!! Me muero!!!!)

La paella o la fideguá… Llevo un tiempo con un antojo horrible de irme a Valencia, al borde del mar a tomarme una paella, así que cualquier día me escaparé… Y donde digo paella, digo un arroz cualquiera… Reconozco que hacerla es más coñazo, aunque tengas la cojo-paellera… Es pesadete y cogerle el puntito al arroz es bastante jodidillo, la verdad… La paella da perezón, pero luego queda rica, rica, rica…

El momento postre es también muy refrescante… La fruta en verano es obligada y apetece… Yo el resto del año tomo poquísima fruta… Me da una pereza pelarla que me muero, pero en verano me encanta la sandía, el melón y las picotas… Eso si, ojito con las picotas…

(Inciso: no sé si me atreveré a contar, algún día, lo que me sucedió volviendo de Extremadura de una boda, cuando mi madre y yo, tras sufrir un ataque irrefrenable al ver las cerezas/picotas brillantes y colgadas de los árboles, nos pegamos un atracón espectacular y, aquí la menda, decidió meterse medio litro de agua tibia para calmar su sed… no sé si me atreveré a contarlo, pero sólo aconsejo al que lo haga, que esté en casa, no en una casa cualquiera, en la suya propia, porque el pasillo que separa el salón del cuarto de baño se convierte en el Camino de Santiago, saliendo desde Roncesvalles, cuando las picotas y el agua tibia entran en contacto y, por supuesto, ebullición en tu mermado estómago…)   

Los helados… Ahora es el momento de hincharse a tomar helados… Hay peña que los toma todo el año… Tengo un amigo absolutamente adicto… Vamos que se sienta y se toma un bote de litro en un “pis-pas”… Yo no… Prefiero un Magnun de chocolate blanco o almendrado… Paso millas del chocolate negro… No me busssssta!!!

Y por último, cafetito con hielo… Bueno de penúltimo!!! Reconozco que tomo café con hielo todo el año… Y siempre cuando digo: “Un café con hielo”Me preguntan: “Ahora? ¿En Enero?” … “Siiiiiiiii, que pasaaaaa!!! ¿Tú sólo tomas pizza en Italiaaaaaaa?” Pues eso… Café con hielo… Me encanta!!! (Y dos azucarillos eh?)

Y por último, un Brugal con limón… Ooooooooooh!!!! Qué horror!!!!! Cómo me gusta el brugal con limón!!!! (pero esto es para otro post)

Y yo… ¿por qué tengo hoy tanta hambre veraniega? Y vaya post “marujo” que me ha salido ¿no?

¡¡¡Qué bien!!! Ya está aquí el verano...

5 comentarios:

Uri Contini dijo...

Yo podría vivir de las comidas veraniegas todo el año, de hecho en pleno diciembre me pongo tibio a ensaladilla rusa y gazpacho, pero en verano ya...miel sobre hojuelas (o chupi canela, que es una expresión como más mía no?).
Te has olvidado de otro momento mítico, las barbacoas veraniegas...pero estoy seguro que esas dan para todo un spin-off de post.
Vaya desde aquí mi sentido homenaje a las fiestas veraniegas en casa de Pepe y Olga, muchos nunca olvidaremos ni las croquetas de la madre de Sonia, ni la ensalada de pasta de la de Inés, ni la tarta de chocolate de Olga, que aunque ella sabe que la gano en los fogones, jamás podré competir contra su famosa tarta (y mira que lo intento, pero es inimitable).
Besos, princesa.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Veranito rico...

Saludos y buen fin de semana.

TORO SALVAJE dijo...

Que rico todo eh?

Ummmmmmmmmmmmmmmmmmmm

Besos.

El 16 en discordia dijo...

Completamente de acuerdo.Es la mejor estación del año.
Las personas van con menos ropa,apetece quedarse un rato en la calle cuando vuelves de trabajar,y como has dicho,también se cambia el tipo de alimentación por cosas mas frescas e incluso creo que más saludables.
Además de las comidas que ya se han dicho,voy a añadir alguna más.La empanada rellena de cualquier cosa, pero fría,y un clásico veraniego.....Los caracolillos (que entiendo que no a todo el mundo le gusten)regados con unas cervezas bien frias.Aunque también he de decirte que en mi familia se come un cocido todas las semanas incluso en vacaciones.
Buen post y que aproveche.

Beatrice dijo...

Me encanta el verano, las noches al aire libre, la horchata, la ensalada y la playa, Siiiiiiii, me encanta la playa.
¡Ya me queda menos!

Disfruten de estos buenos momentos.

Si que has sacado tu lado "maruja" en este post, pero me gusta.

Besos.

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 España.