lunes, 25 de junio de 2012

LAS COSAS PEQUEÑITAS

A todas las unidades masculinas que me leen… ¡¡¡Este post es para vosotros!!!

No lo toméis como una crítica hacia vuestra especie. Que confieso que es una especie muy, pero que muy criticable… Noooooooooo!!!

Son unos consejos básicos, prácticos y fáciles para que el trato con las mujeres que os rodean, básicamente con la mujer a la que amáis, sea más sencillo, y se sienta amada por vosotros, porque “la gracia se demuestra andando” no diciendo lo bien que os movéis…

Es francamente fácil hacer feliz a una mujer, hacerla sentir estupenda, que se sienta querida y admirada… Es fácil, de verdad, muy fácil, y además, cuando una mujer se siente querida y admirada por su Romeo, luce, brilla, está de mejor humor, y por ende (¡qué fino me ha quedado!) hace la vida más feliz y apacible al sexo masculino.

Podréis sacar de nosotras lo que queráis, pero tenéis que cuidarnos un poquito…

Y ¿cómo nos cuidáis?... Así:

1.- Todos los días tenéis que decirnos un piropo: No es necesario que sea del tipo: “¡Guapaaaaaaa!”, “Vaya curvas y yo sin frenossss” y cosas de esas… Nooooo… Todos los días, al llegar a casa de trabajar, o cuando llegue ella, dile: “¡Hola bonita!”. Ya está. Inmediatamente cambiará nuestro humor, y si ha habido algún problema doméstico, laboral o con los niños, lo minimizaremos inmediatamente e incluso lo obviaremos, y pasará a ser una anécdota más de nuestro día.

Nos encanta oir una palabra de cariño sin venir a cuento. Es una chorrada. Es una tontería. No os cuesta nada, a nosotras gusta, y además … ¡¡¡es gratis!!!

¿Por qué no lo hacéis?

2.- Una vez a la semana traednos una tontería: Por ejemplo, el “Hola”, pero no todas las semanas, porque al final nos acostumbramos y acabamos echándoos en cara que una semana habéis fallado. Por ejemplo, un artículo de Internet sobre nuestro actor favorito. Un recorte del periódico sobre un libro que nos acabamos de leer y nos ha gustado. No vale la revista de Carrefour o Día con los descuentos y promociones de la próxima semana… Eso no es una tontería que ilusiona, eso cabrea que te cagas eh?

3.- Una vez al mes, hacednos un regalo inesperado: Por ejemplo, un jabón de manos (3/4 €), una crema autobronceadora (10€), unas entradas para el cine, alquilad una película chula que sabéis que nos hemos perdido, compradnos un libro. Algo que nos haga ver que, durante el día, os habéis acordado de nosotras y para demostrarnoslo nos traéis el recordatorio… Y hablo de cosas pequeñas, porque si son grandes cosas, perdemos el norte y al final todo nos acaba pareciendo una mierda pinchada en un palo, quicir, una brocheta.

4.- Recordad las fechas importantes: ¿Qué cuales son las fechas importantes? Pues por supuesto, no es la final de la Eurocopa, ni la de Roland Garros, ni la despedida de soltero de Menganito. Las fechas importantes son el cumpleaños, el Santo, los aniversarios. Tatuaros en el brazo, la pierna o el culo las fechas importantes para que no se os olviden. Y si crees que a ella le importan un pimiento esas fechas, ¡¡¡qué poquito conoces a tu niña!!!.

Nosotras dejamos de dar importancia a las fechas el día que vosotros dejáis de tener ilusión por ellas. Somos así de prácticas. Nos damos cuenta de que si no os vais a acordar de una fecha, para que vamos a estar expectantes, para después quedarnos chafadas… La borramos de nuestra vida y punto. Pero para la mujer, las fechas son especiales e importantes.

Hacernos sentir especiales en nuestras fechas anda!... Aunque sea, sacadnos a dar un paseo a la manzana cuando los pedorros estén acostados…

5.- Contadnos esas cosas que os han hecho reir: Participad con nosotras de vuestras tonterías. No vale llegar siempre cansado, refunfuñando y preguntando “¿qué hay de cenar?” “¿qué han cenado los niños?” … Y por supuesto, interesaros un poquito por nuestro día, qué hemos hecho, con quien nos hemos encontrado, escuchadnos cuando planteemos un problema, por muy chorra y pequeñito que os perezca. La conversación es fundamental, aunque sea absurda o no os interese, para nosotras es importantísimo sentirnos escuchadas, y que día a día, sigáis nuestras historietas de forma que sepáis perfectamente quien es el protagonista de la película que empezó a rodarse hace un mes… Si hace un mes no nos habéis hecho caso, lo notamos en el acto, y dejamos de compartir con vosotros nuestras cosas… Y eso distancia muchísimo…

6.- Dejadnos hablar por teléfono con nuestra madre o amigas: Sin poner malas caras, sin hacer “chip” con la boca porque no podéis oir el telediario… o el tiempo!!! ¡¡¡Qué coño os pasa con el tiempooooooo!!!! Ni que tuvieráis que cruzar la M30 a caballo joderrrrrrrrrr!!!! Es cierto que lo que hablamos con nuestras amigas o madres son estupideces… pues dad las gracias, porque el día que sea gordo… ¡¡¡estáis muertos!!! El día que no hablemos con las amigas delante vuestro, es porque lo que tenemos que contarles es importante y … no lo podéis oir!!! Y eso… es la muerte!!! ¡¡¡Vuestra muerte!!!

7.- Decidnos lo guapas que vamos cuando salimos a cenar: No hay nada peor que vestirse, peinarse, pintarse, arreglarse, salir del cuarto de baño y oir “Vamos que llegamos tarde” o “Te has comprado otros zapatos, joder! se va a caer el armario! No sabes ni lo que tienes ahí metido!!!”… bajar en el ascensor en silencio, ir en el coche callados o hablando de los problemas de curro… Llegas a la cena y lo más normal es que te sientes al otro lado de la mesa, porque con vosotros ya no tenemos nada más que hablar… Si tal cual salimos del baño decís: “¡¡¡Qué guapa!!!” “Ese bolso en nuevo, qué bonito!” Bueno, ya vamos felices como perdices a la cena… y mira que es fácil eh? Pues no! No decís nada ni muertos oye!!!…

En fin, que de tonterías ¿verdad? Qué chorradas ¿a qué si? Pues estas son las COSAS PEQUIÑITAS que hacen feliz a una mujer en su día a día… Ninguna espera grandes cosas. Todas (o casi todas) vivimos en la tierra y sabemos de vuestras carencias, pero también tenemos nuestras necesidades, y las COSAS PEQUEÑITAS nos llenan un montón…

Las mujeres vivimos gracias a las COSAS PEQUEÑITAS … Venga chicosssssssss, ponedlas en práctica anda!!!

12 comentarios:

El 16 en discordia dijo...

Me tomo nota de todo.
En vez del "Hola".¿Puede ser el Interviú?

Mara dijo...

Si claro! O "Jara y Sedal", que nos interesa una barbaridad!!!

menteinvisible dijo...

lo de las cosas pequeñitas,me suena a guasa.
es decir..vivis gracias a LAS COSAS PEQUEÑITAS pero MORIS por LA COSA GRANDECITA.
saludos,y perdón por la broma.

TORO SALVAJE dijo...

Tomo nota de los consejos.
Algunos ya los había deducido yo fruto de la experiencia.
Y los otros te los agradezco.

Besos.

Mara dijo...

Menteinvisible: ¿la cosa grandecita? ¡¡¡Pido pista!!! Bienvenida al blog Menteinvisible!!!

Toro... Tu tienes pinta de ser un "pofesional" y hacerlo todo requetebien... No te hace falta tomar nota.

Un beso a los dos

El 16 en discordia dijo...

Algo pequeñito uouo.....
Algo pequeñito uouououo................
( PONLE MÚSICA)

María Dolores dijo...

Jajaja, se lo voy a pegar a mi marido en la nevera.

Mara dijo...

16: ¿Estas cantando "Las Cosas Pequeñitas" de Nolasco y Junior? Qué temazo!!!

María Dolores: Haces bien... Hay que educarles porque se nos están desmadrando. Bienvenida al blog!

Un beso a los dos...

El 16 en discordia dijo...

Que va.......Esa canción ni la conocía.
A la canción que yo me refería (malamente)es a la de Daniel Diges.
Aunque sospecho que lo sabías.

Mara dijo...

Bueno 16... ¡¡¡Qué horror!!! Escucha la mía anda!! Mucho más buena, donde va a parar!!!

El 16 en discordia dijo...

Tampoco es de mi estilo,pero donde va a parar.
Es mucho mejor a la que yo me refería.

Beatrice dijo...

No está mal. Hay muchas más cosas "pequeñas" que nos alegran la vida, ANIMO a los lectores a descubrirlas por si solos. Se acepta el método de "la prueba y error".

Una aclaración, puntualización o detalle: ¡CUANTO MAS FELICES SOMOS LAS CHICAS, VOSOTROS LO SOIS MÁS!, a ver si os enteráis.

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 España.