sábado, 27 de julio de 2013

LA ALINEACION PLANETARIA EXISTE...

“Estamos embarcando… Ya vamos mi niñaaaaaa!!!!”… Con este mensaje al chat de “Las Princesas” empezaba un viaje de seis días, imposible e impensable, hacia Lima, no sin antes haber hecho un trasvase “Tajo-Segura”, es decir, de la maleta Ladrona a mi maleta, por culpa del sobrepeso que llevábamos, porque ir cargadas con revistas de moda, cotilleos y muebles, capsulas de Nespresso y kilos de Cola Cao, hacen que cuando llegues a facturar te quieran cobrar 100 € por exceso de equipaje, y ante la atenta mirada del mismísimo Emilio Butragueño, abrimos las maletas y empezamos a mover cosas de un sitio para otro y a ponernos capas de ropa, una encima de otra, como si fuéramos cebollas.

Si… Lo he comprobado en mis propias carnes… La alineación planetaria existe…

Era necesario que hubiera una alineación de planetas, para que en pleno mes de Julio, con sus cuatro niños y los dos míos de vacaciones sin campamento, trabajando las dos, con los maridos currando y los abuelos dedicados a otros quehaceres familiares, la Ladrona y yo nos pudiésemos pillar una semana de “libre total” y nos hiciéramos casi 12.000 kilómetros para ir a ver a Perú que también tenía que tener una semana de vacaciones en pleno invierno limeño…

Era imposible e impensable… Era milagroso… Era… y ha sido!!!

Han sido seis días maravillosos de desconexión total, de risas, de complicidad, de aventuras, de lágrimas también, de comidas maravillosas, de excursiones rarísimas, de turismo, de momentazos que nos quedarán para siempre.

Vuelvo y se me agolpan en las teclas las experiencias que hemos vivido juntas. Especiales como siempre… Singulares y distintas… y cargadas de amistad, amor, comprensión y cariño.

Lima (o la ciudad de la nube perpetua) estaba más bonita que en Marzo. Ahora, en estos días, se celebran las Fiestas Patrias (la independencia) y toda la ciudad estaba decorada con banderines, en casi todas las casas ondeaba la bandera peruana y muchos peruanos mostraban y portaban en sus jerseys, con orgullo, pines y pegatinas de “el Perú” como ellos lo llaman.

Perú, mi Perú, estaba de vacaciones y sus cuatro niños también, lo que nos ha hecho a la Ladrona y a mi convivir con ellos más, y darnos cuenta de que los niños se acoplan maravillosamente a los cambios. Están perfectamente integrados en la vida peruana y sólo llevan allí desde Enero… Cuando hablan con un español, lo hacen con nuestro acento, pero entre ellos se pelean en peruano… y te partes… “Apresúrate!!!” le dice Winnie, el pequeño de Perú a su hermano mayor… “Mami, Winnie me mordió el poto!!!”… El “poto” es el culo, que en Perú es una palabra feísima… (Creerán ellos que “poto” es más mona…)

Los niños de Perú, mi Perú, están felices… aunque hablan de España, sus amigos, sus colegios, sus abuelos, con un poco de nostalgia…

Perú, mi Perú, está mucho mejor que en marzo. Empezar a trabajar ha hecho que deje de pensar (tanto) en todo lo que ha dejado atrás y le ha llenado muchas horas. Además tiene un puesto de responsabilidad, con lo cual, pese a que estaba de vacaciones ha tenido bastante llamadas de trabajo… A ella también se le pone acento peruano cuando habla con los de allí… Y está graciosísisisima.

La comida peruana me sigue pareciendo la pera… Hemos ido a japos bestiales, a peruanos buenísimos y a uno especializado en comida del Amazonas, que todavía me hace dudar de si me tomé algún alucinógeno esa noche, porque era imposible saber lo que estabas comiendo. He vuelto renegando totalmente del pisco, que está brutal, pero se sube, y se sube y se sube, y cuando te levantas por la mañana, antes de abrir el ojo tienes que tomarte un ibuprofeno, o dos, o un puñado, como si fueran lacasitos. Ufff el pisco… qué peligro tiene!!!

D. el marido de Perú dice que si en una comida de trabajo te tomas el tercero dejas de tener comidas de trabajo… básicamente porque lo pierdes… Y el problema es que entra solo, esta rico, fresquito, no da “repatrás” y de pronto… cambias de estratosfera sin darte cuenta. El pisco peruano es una trampa mortal que te tienden los de allí con una sonrisa pícara en los labios.




Aprovechamos a tope los días en Lima… Hemos hecho turismo por Barranco, la zona bohemia. Todo Lima, que es gigante, está divida en barrios… San Isidro, Miraflores, Surco… y cada uno es más grande que el anterior. Barranco, como su propio nombre indica está al borde del mar, lleno de acantilados, precipicios y miradores preciosos. Es la zona de los artistas, las casitas son de colores y la gente es distinta… Vimos a varios modelos posando y haciéndose fotos para revistas peruanas.

En la Plaza de Armas, donde está la Catedral de Lima y el Ayuntamiento (Municipalidad para ellos) pillamos el cambio de guardia. A diferencia con otros cambios de guardia que he visto a lo largo de mi vida, en este, salió una orquesta a la reja del “cuartel” y empezaron a tocar todo tipo de canciones marchosas… No eran, ni mucho menos marchas militares, eran canciones de las que suenan en las plazas de toros de España entre toro y toro.

Hemos visitado el Mercado Inca y los polvos rosados, que son más pequeños que los polvos azules, pero que ofrecen lo mismo… Todo tipo de películas que se ven genial, con los últimos estrenos incluidos, iPads y todos los complementos de Apple habidos y por haber, imitaciones de marcas imposibles de comprar aquí, zapatillas de deporte estupendas, juguetes, muchas tiendas de juguetes, aunque si compras alguno y lo traes a España, seguramente te quitarán la custodia de tus niños.

Y por supuesto hemos tenido tiempo para nosotras como mujeres coquetonas que somos y aprovechando que allí la mano de obra es muy barata, nos hicimos manicura y pedicura. Lo que nos reimos!!! Momento marujo total, pero totalmente necesario para las tres… Así somos nosotras, queridos caballeros, felices con dos amigas haciéndonos la manicura… (no es necesario irse a Lima que conste, aunque en nuestro caso lo haya sido.)





En la próxima entrega contaré nuestras andanzas por la “sabana peruana”, porque, gracias a la alineación planetaria (y a D. por supuesto), Perú se ha escapado dos días de Lima, hemos cogido el coche y nos hemos pegado el piro a un lugar lejano, extraño y al que, seguramente, no volveré jamás…

7 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Venga, ya quiero leer la siguiente entrega de la alineación planetaria.

Seguro que es muy divertida.

Besos.

El 16 en discordia dijo...

Muy buena la primera parte...Espero impaciente la segunda .
Espero que con tanta comida y bebida no te haya ensanchado el "poto" y me alegro de que te volvieras a ver con tus amigos y lo pasaras bien.

Buen post.

Grandullón dijo...

Como me alegro de que lo hayáis pasado fenomenal y de que tu amiga Perú esté cada vez más integrada en el país . De verdad que es una suerte el que podáis haber estado seis días juntas .¡Qué envidia!.Espero la segunda parte .un beso Mara.

Patty dijo...

Me alegro un montómn de que te hayas podido reunir con Ella en Perú, y todo por la alineación planetaria jajaja. Espero el siguiente post con ganas. Besos.

BIMBO dijo...

Cuanto me alegro de que hayas disfrutado de tus amigas ...........es tan necesario....

BIMBO dijo...

Cuanto me alegro de que hayas disfrutado de tus amigas ...........es tan necesario....

Blogger dijo...

There is a chance you're eligible to receive a $1,000 Amazon Gift Card.

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 España.