jueves, 12 de abril de 2012

EL VIVERO (IV) - AGENTES CUMPLEAÑEROS

Somos un montón de jardineros en mi VIVERO, casi, casi 50, a lo que se suman 4 jefes, lo que viene a ser 54, más o menos.

¿Y eso qué implica? pues que, prácticamente, todas las semanas tenemos un cumpleaños que celebrar, porque si el año tiene 56 semanas y nosotros somos más de 50, es fácil hacer el cálculo. Sin perjuicio de otras celebraciones que también tenemos esporádicamente.

Tenemos permitido parar a desayunar un ratito. Los turnos empiezan a las 10 y terminan a las 12. Los turnos están perfectamente delimitados en sus horas, son de aproximadamente 20 minutos, y con sus participantes señalados, aunque no todos tenemos turno fijo.

Yo no tengo turno. De hecho no suelo bajar a desayunar.. ¿por qué? Porque fumo. Y aprovecho el tiempo que nos dan para desayunar y lo sustituyo por dos salidas matutinas a fumar.

Eso si, tal cual entro por la mañana en el VIVERO me tomo un café, mientras arrancamos el ordenador y yo… Y ya sólo bajo a desayunar cuando hay algún jardinero de celebración cumpleañera…

La frase de que “cada uno somos de nuestra madre y de nuestro padre” se cumple a raja-tabla en el tema celebración… Y más o menos sabemos si es dulce o salado, si es hecho o encargado, por la hora de la convocatoria y la forma de mandar el email.

Así en el VIVERO hay distintos tipo de Agentes Cumpleañeros:

1.- Los que se lo curran ellos mismos: Les admiro. Muchísisimo. Una barbaridad. No sé de donde sacan el tiempo y las ganas para preparar lo que preparan y traerlo en el transporte público correspondiente a las 8 de la mañana. No sé que me admira más, si la preparación de la celebración o la “transportación” de los alimentos al VIVERO. Me he dado cuenta de que tengo compañeros-jardineros absolutamente expertos en el tema Termomix, y además se salen de la receta, (que es una de las cosas que siempre dicen que no hagas) y les queda que te mueres. Traen bizcochos con melocones en almíbar incorporados, galletas con formas divertidas y de colores, tartas de limón, fresa y chocolate, rosquillas de anís y hay una que hace ella misma las chuches!!!! Y están de muerte!!! Alucino con estos jardineros… El correo que envían éstos, se recibe a primera hora de la mañana y viene a decir algo así: “Buenos días a todos. Hoy es mi cumpleaños. He dejado ya en la cocina unas tonterías para celebrarlo. Espero que os gusten”… El hecho de que sea enviado a primera hora de la mañana significa que es dulce, y el deseo expreso de que “espero que os gusten” significa que se lo ha currado que te cagas y que lo ha hecho ella o él con sus propias manitas…

2.- Los oriundos de algún lugar: Son aquellos que tienen pueblo o viven en un pueblo y se desplazan todos los días al VIVERO. Estos traen los alimentos típicos de su pedanía, que normalmente sólo pruebas el día de ese cumple. A mi me gusta probar las cosas autóctonas de otros lugares, aunque reconozco que prefiero lo salado a lo dulce… Tuvimos un compañero de Ávila que traía yemas de Santa Teresa para celebrar el cumpleaños. Hay algún extremeño que nos agasaja con perrunillas y mantecados, que me recuerdan tanto a mi abuela, que aunque no es lo que más me gusta, bajo sólo para recordar mi infancia junto a ella. Tuve un compañero que iba mucho a su pueblo de León y ese si que me encantaba, porque decía “Este finde he estado en el pueblo y he dejado unas migas con chorizo, unas patatas revolconas y un queso de cabra leonesa en la cocina. Podéis bajar a probarlo cuando queráis. Y sí… es mi cumpleaños”… Y tal cual recibo yo ese correo, sea la hora que sea, bajo las escaleras de dos en dos, o de cuatro en cuatro a ponerme ciega de chorizo, queso, con pan de pueblo y … ¡¡¡cervecita o vino!!!! Buaaa! Ohhhh! Esos desayunos cumpleañeros sí que me gustan…

3.- Los que te echan de desayunar: Bueno estos en realidad te “echan” de desayunar, aperitivar, comer, merendar y cenar… Tiran la casa por la ventana con croquetas, empanadas de bonito, jamón ibérico, queso, pan, vinos, cervezas, coca-colas, y de postre donnuts, croissaints, palmeras de chocolate blanco y negro, filipinos… pero todo en cantidades absolutamente industriales!!! Y la verdad es que es muy de agradecer, porque yo casi siempre bajo tarde a picar algo de los cumples y no suele quedar nada, salvo cuando el cumple es de estas personas, a las que siempre les mando un correo agradeciendo que ya no tengo que salir a comer, porque me he puesto absolutamente ciega en su celebración… Algunos pasan de lo salado y directamente nos dan un festival de colesterol a base de dulces que también es maravilloso… Hay una determinada hora de la mañana (para mi las 12.30 – 12.45) que me como lo que sea y a la vez rebuzno de gusto!!!

4.- Los que no lo celebran públicamente: Estos son unos “malquedas”… Si no quieres celebrarlo con todo el mundo, invita a la peña que quieras a una caña fuera del VIVERO, pero no os peguéis un homenaje, en vuestro turno, y dejéis los restos mortales del festín en el fregadero de la cocina, para que todos los que vienen detrás vean claramente que les habéis ignorado… Esto está muy feo y es de muy mala educación… Si no lo vas a celebrar con todo el mundo, no dejes rastros claros de que pasas de la gente… A mi, personalmente, me da igual, pero entiendo que si todos empezamos a actuar así, al final no nos relacionamos nadie con nadie y acabamos siendo un montón de jardineros que coincidimos en los pasillos, sin ningún tipo de relación, y las horas que pasamos allí son muchas, y las personas, son distintas, pero prácticamente todas, son buenas personas.

5.- Los que no se lo curran nada de nada: EGO. YO. Si yo…!!! Yo no me lo curro nada de nada… Mi amor por la cocina se limita a dar de comer a mi familia, y más allá de un bizcocho de limón para matar una tarde de lluvia invernal, paso de hacer nada más… Y que conste que me gusta la cocina, pero pocas veces tengo ganas de ponerme a hacer chorraditas de celebración de cumple.  No me lo complico y como soy, fundamentalmente, de salado, encargo tres tortillazas enormes de patata en el bareto de enfrente con cinco barras de pan y mandamos un email avisando que a partir de las 12 los “pilares” del VIVERO celebraremos la Onomástica y el cumple. Pillamos unas litronas, unas cocas y un par de botellas de vinito y… alehop! desayuno-aperitivo para todos a la vez… Sé que es un problema dejar semivacía la parte noble del VIVERO a esa hora, pero nos organizamos para que nadie lo note.

En fin, que cada uno tiene su forma de ver y celebrar un cumpleaños, pero lo importante de toda esta lectura es que sigamos pudiendo celebrar la vida que tenemos… Que es única, que es maravillosa, que es divertidísima, que es en sociedad, que es genial y que hay que disfrutarla a tope, porque el tiempo va pasando, nos vamos haciendo mayores y los análisis de sangre nos van diciendo que hay que cuidarse, mirarse, tratarse, mimarse … y, por supuesto, ¡¡¡celebrar por todo lo alto que seguimos vivos!!!

8 comentarios:

El 16 en discordia dijo...

Joder yo no me acordaba de que cumplimos años.Para otro año voy a cambiar la manera de celebrarlo,voy a cambiar el desayuno en el vivero,por una comida en Jockey por ejemplo.Eso si,sin compromiso,que acuda el que quiera.

Mara dijo...

Y sin compromiso, acudiré encantada a la comida de tu cumple! Un beso

Beatrice dijo...

16 en discordia aunque no nos conocemos no me importaría una comida/cena en Jockey, tengo ese antojo desde hace no se si 20 años y no me he dado el gusto. No me siento comprometida pero no dejaría pasar la oportunidad.
Es divertido ver la cantidad de personal del vivero y las distintas formas de ver/vivir la vida.
A mi me encanta el dulce pero no hago feos a lo salado, aunque entre chorizo y tortilla me quedo con la del bareto de enfrente, con Coca-cola de compañía.
Nunca lo celebro con los del trabajo, cumplo en día de fiesta nacional y me escaqueo. Las celebraciones en familia y con amigos.

TORO SALVAJE dijo...

Para el caso da igual pero creo que el año tiene 52 semanas y un día y pico más...

Donde yo trabajo no celebramos cumpleaños, ni santos, ni nada de nada, más sosos que todas las cosas.

Besos.

Uri Contini dijo...

Yo he odiado los cumpleaños hasta de pequeño (el mío, el del resto de amigos, no) de hecho, yo creo que era mi madre la que me obligaba a celebrarlo. De hecho, es el día de hoy que odio ese día, aunque lo llevo mucho mejor desde la aparición de las redes sociales, porque las felicitaciones "in person" o vía telefónica me incomodan.
Y esto no va por cumplir años, será que soy bastante rarito...pero en tantas cosas!!!

sin más palabras dijo...

Yo me apunto a una de esas celebraciones, pero con los vivos ehhh, nada de "piscofonias" cantando el cumpleaños feliz que todos sabemos que en el vivero en ocasiones pasan cosas rarunas. Un beso

Mara dijo...

Sin masssss!!!! Un beso enorme Princesa!!! Espero que todo vaya bien!!!

Blogger dijo...

Do you love Pepsi or Coca-Cola?
ANSWER THE POLL and you could receive a prepaid VISA gift card!

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 España.