jueves, 5 de mayo de 2011

SUEÑOS MILLONARIOS


Ver imagen en tamaño completo

Recuerdo que de pequeña mi padre nos hacía una pregunta que nos ponía nerviosos a todos los hermanos, y más especialmente a las dos pequeñas:

“A ver niñas ... ¿Qué haríais si os tocase la lotería?”

Uy... qué nervios!!!!! Y empezábamos a soñar.

Mi hermana mayor, que es contable a día de hoy (ya apuntaba maneras) y siempre mucho más lista que yo, lo primero que pedía era el capital posible a gastar.., y después aseveraba que nunca, nunca, nunca confesaría la cantidad que le había tocado. Por que si lo decías, cualquier cosa que regalaras a los demás, les parecería poco en comparación con todo lo que te había tocado... Acababas siendo una roñosa, por hacer algo a lo que no estabas, en absoluto, obligada. Y eso independientemente de todos los amigos que te iban a salir de debajo de las piedras mientras tuvieras el premio “calentito”

Yo sin embargo, lo publicaría en el Hola!, en el Lecturas y en el Semana... Y lo gritaría a los cuatro vientos para todo el que me quisiera escuchar.

Con el tiempo me he dado cuenta de que mi hermana tenía toda la razón, pero entonces pensaba que era un bicho raro... ¿¿¿¿¿Cómo no lo iba a contar???????

Determinado que el premio era, nada más y nada menos, que de 100.000.000 de pesetas de entonces (lo que a día de hoy son 601.000 € aproximadamente, ... una passsta vamossssss), podíamos empezar a gastar...

Nos quitábamos la palabra de la boca, como dos urracas que han visto una esmeralda, decíamos cosas, cosas y más cosas...

Creo que absolutamente nada de lo que entonces compraba, lo quiero a día de hoy para nada, y mucho menos lo necesito.

En primer lugar hacíamos las donaciones a todos los de al lado y una vez tenían una sonrisa en la boca comenzábamos con nuestros grandes anhelos y deseos.

El primer principio que reinaba en los sueños infantiles era el de “caballo grande, ande o no ande” y por eso encabezaba la lista:

1.- UN BARCO ENORRRRRRRRRRME... Por que con 8 o 9 años es ABSOLUTAMENTE INDISPENSABLE para tu vida tener un BARCO GIGANNNNNNNNNNTE... Lleno de camarotes, salones, sala de cine, leoneras de juegos y zodiaks para hacer esqui acuático, un montón de lanchas para bajar a las playas más cercanas a bucear y volver a subirte y navegar, y navegar, y navegar, y navegar, sobre mares turquesas, con los delfines a los lados... Clara influciencia de "Vacaciones en el Mar"

Ahora mismo, sólo de pensarlo, me estoy mareando...

2.- UNA MANSIÓN GIGANTE... Con muchos salones y habitaciones tipo suite con maravillosos vestidores, y de siete plantas y, superimportentedelamuerte, cocina en todas las plantas (no sé por que quería tanta cocina... pero recuerdo a mi madre decir “¡¡¡otra cocina!!! ¡¡¡Qué barrrrbaridad hija, ni que fueras a hacerte todas las recetas de Simone Ortega!!!”). Clara influencia de "Dinastia"

3.- Esa mansión, tenía, por supuesto, UNOS JARDINES QUE LLEGABAN MÁS ALLÁ DEL HORIZONTE, con laberintos de arizónicas, que después de ver “El Resplandor” se convertían en arbustillos de mediopelaje y poca estatura ... y así pudieras ver un poquito más allá del muro vegetal. Y zonas de juegos para niños, con un parque de atracciones privado, con coches “chocones”, montañas rusas, norias... Todo en plural, de nada podía haber sólo uno, todo venía a pares o trios... Y un zoo, con osos pandas, elefantes, jirafas, leones, panteras, todo menos monos... Monos no! El mono es un animal que jamás me ha hecho ninguna gracia y no me da ninguna ternura... No sé que tengo contra los monos... Es como los payasos del circo, NO PUEDO CON LOS PAYASOS!!!. Son el reclamo de todos los anuncios y carteles de un circo, los payasos, con esas caras pintadas, la boca enorme como la del Joker de Batman, esos gorros en punta con borlas, esos zapatos gigantes absurdos, esos pantalones enormes y los tirantes, por los que casi siempre cogen al payaso tontorrón, le pegan un latigazo, y el pobre se cae y da dos volteretas... ¿Donde está la gracia? A mi... puaj!, puaj!, repuaj!... No puedo con ellos, no me hacen gracia, no me río, es más me dan miedo y ganas de irme...

Acaba de aparecer una pesadilla infantil... Vuelvo a mis sueños...

4.- LA PISCINA, mejor dicho, varias piscinas, una olímpica por supuesto para que mi hermana mayormayor nadase muchos largos, mientras las dos pequeñas jugábamos en la que tenía forma de riñón y cubría menos, y de alli, pasábamos a la que era de agua templada, para tirarnos corriendo a la de agua caliente y volver a meternos en la de riñón... Con trampolines, a varias escalas y alturas...

5.- UN APARATAZO DE MUSICÓN. Ser la pequeña implica que nunca tienes aparato de música propio. Siempre heredas el de cualquiera de tus hermanos, al que por supuesto se le ha atascado el botón del “pause” y no graba, mientras que al afortunado le acababa de caer el último Sony, que tenía doble pletina, grababa de una a otra con la tecla de velocidad rápida (si grababas varias veces se distorsionaba la canción y al final escuchabas a los Bee Gees a una velocidad vertiginosa), y era digital... Por otro lado era absurdo del todo que intentase poner mi música, porque mientras yo estaba enfrascada en Parchis, Nikka Costa o Annie, en el mundo de los mayores reinaba Dire Straits, The Beatles o Bruce Springsteen, y mi música no se podía oír al volumen que quería y era necesario para bailar y cantar a pleno pulmón. Clara influencia de "Fama"

6.- UN VIAJE DE SEIS MESES POR EL MUNDO. Una auténtica utopía. Saltando de una ciudad a otra y de un país a otro… Nueva York, Australia, Groenlandia, y China… ¿Porqué es tan fundamental conocer China cuando eres pequeña? Ahora no me llama tanto la atención, pero de pequeña… China era la pera!!!  

Y así podíamos estar horas y horas, un perro o camada de perros, un caballo (por detrás oíamos a mamá: “qué espanto!”, “qué absurdo!”), una finca para montar a caballo, un avión, todos los barriguitas y sus complementos, la Nancy y todo su vestuario,…

¿Quién no ha tenido sueños millonarios de pequeño?

¿Quién quiere ahora mismo lo que soñaba de pequeño?

Yo no. Nadie.

Ahora mismo sueño con tener PAZ. Y todo lo que eso implica, que no es poco. Es una pena que, por mucha primitiva que te toque, la PAZ no se compra. No tiene precio.




5 comentarios:

mafergar-04 dijo...

Vamos por buen camino, decía la madre Teresa de Calcuta que la PAZ comienza con una sonrisa….quien no ha sonreído al principio y reído a carcajadas, leyendo tu primera disertación recordando los sueños infantiles millonarios en los que por supuesto el viaje a china era imprescindible.

Uri dijo...

Es cierto, de pequeño todo eran cosas materiales, yo sobre todo tenía obesión por las colecciones audiovisuales;esos lp´s, con lo que costaba ahorrar las 1500 cucas que valían, suponía sacrificar ir al cine, comprar chuches y cuando llegaba el momento de decidir...¿Cual me compro, Descanso Dominical de Mecano o Like a Prayer de Madonna? qué incertidumbre, qué sinvivir!; o esas peliculas en VHS que sólo veías una vez o ninguna, pero que se iban amontonando en las baldas como preciados tesoros...
Yo también con el tiempo me he dado cuenta que es mejor vaciar la mochila material y llenar la emocional (3 mudanzas en 2010 marcan bastante y ayudan a desechar lo insignificante)y momentos como el que vivi el pasado junio, en el que dos amigos se volvían a encontrar después de años y tenían la sensación de haberse despedido el día anterior.
Me encanta tu blog, un beso princesa.

Anónimo dijo...

Estoy contigo, la paz personal y familiar es impagable.
Este blog promete mucho!!
Mamen

Beatriz dijo...

Amiga!!, que gran verdad la moraleja de tu historia en el día de hoy...
Yo cuando era peque soñaba con una gran casa con una gran piscina!!!....ahora tengo una casa bastante más peque que la soñada y una piscina comunitaria, ;)...pero eso si, he aprendido a valorar muchas cosas que nada tienen que ver con lo material..
Un besote!!!

El 16 en discordia dijo...

Si...si
Paz y Amor.................
Y el Plus "pal" salón.Que yo no lo tengo.
Que no,que era coña.Yo también pienso que el paso del tiempo nos hace pensar más en las cosas no materiales.Pero con algunos €uros más en el bolsillo,yo personalmente estaría más en PAZ con el Banco(Bilbao Vizcaya)concretamente.

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 España.