jueves, 28 de marzo de 2013

EL TÍTERE DECAPITADO

27 de marzo de 2013… Miércoles Santo

Amanezco con la noticia… “Mara, ha dimitido Sánchez Lozano!!!”

“¿Estás de coña?” “No … ¡¡¡en serio!!!”

Cojo el iPhone, tecleteo, www.elmundo.es, y veo la noticia…


Dimite Rafael Sánchez Lozano como consejero delegado de Iberia

Rafael Sánchez Lozano ha renunciado a sus cargos de consejero delegado de Iberia y miembro del consejo de administración de International Airlines Group (IAG) dos semanas después de llegar a un acuerdo con la plantilla para acometer 3141 despidos.

En un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), IAG señala que la dimisión es con efecto inmediato y que le sustituirá Luis Gallego, el actual consejero delegado de Iberia Express.

Consejero delegado de Iberia desde 2009, Sánchez Lozano encauzó su fusión con British Airways en IAG en 2010, matriz de ambas compañías.

"Estoy muy orgulloso de haber liderado Iberia durante tres años", señala Sánchez Lozano en el comunicado. "Iberia está iniciando ahora una nueva etapa y es tiempo de tras pasar el mando a mi sucesor", agrega el ex consejero delegado.

Sánchez Lozano percibió en 2012 un salario base de 619.000 euros, cantidad a la que se sumaron otros 28.000 en prestaciones como viajes, coche de empresa y seguro médico privado, más otros 171.000 euros para su plan de pensiones.

No obstante, en el contrato del ex consejero delegado de Iberia figuraba también una prima del 150% de su salario base si lograba sacar adelante la reestructuración de la compañía, informa Carlos Segovia. Un 50% de este variable se pagaría en acciones después de tres años.

Asimismo, Sánchez Lozano tiene derecho a una indemnización "al momento de su cese por cualquier causa" de unos 1.168.000 euros, "equivalente a la diferencia entre cuatro veces su retribución fija actual en Iberia y el importe equivalente a la indemnización sustitutiva del periodo de preaviso bajo su nuevo contrato de servicios". A esta cantidad habría que añadirle el salario que asciende a 632.000 euros anuales, más bonus e incentivos, que dejarían la indemnización cercana a los dos millones de euros.

Agradecimientos desde Londres

El consejero delegado de IAG, Willie Walsh, ha agradecido en el comunicado "su importante trabajo y compromiso con Iberia" porque en un periodo "muy difícil" ha puesto en marcha "el primer paso importante hacia la recuperación de la rentabilidad" de la aerolínea.

Su sucesor será Luis Gallego, responsable del despegue de Iberia Express, la filial de bajo coste de la compañía que desató el conflicto con sus pilotos.

"Jugó un papel decisivo como consejero delegado de Iberia Express, en la creación de una línea aérea que es un gran éxito. La compañía es rentable, puntual, goza de popularidad entre sus clientes y ha creado 500 puestos de trabajo muy necesarios en España", asegura Willie Walsh.

"La compañía tiene una red internacional envidiable y es líder en las rutas entre Europa y las dinámicas economías de América Latina", asegura Luis Gallego. "Espero conducir a la aerolínea hacia una nueva etapa y un futuro exitoso", culmina.”

Está muy orgulloso, según sus propias palabras, de haber liderado Iberia… ¿Está muy orgulloso de verdad? ¿Qué coño es para usted el orgullo? ¿Cree, de corazón, que ha liderado Iberia? ¿Se siente orgulloso porque durante tres años, en sus tarjetas personales, ponía debajo de su nombre el cargo de Consejero Delegado de Iberia o porque ha llevado a la empresa a la ruina y la quiebra más absoluta? ¿De qué coño se siente Usted orgulloso Sr. Sánchez Lozano? ¿De no haber sido capaz de llevar a buen puerto los planes de IAG, British Airways y Willie Walsh? ¿O de tener bajo su conciencia el despido de 3.141 trabajadores? ¿Y su mujer? ¿Está también orgullosa de su marido y del desmierde que deja atrás? ¿Le deja su orgulloso liderazgo dormir por las noches?

Siento un regustillo de alegría… Siento un regustillo de amargura…

Alegría porque ya no se va a seguir forrando a costa del sufrimiento de los empleados de Iberia, porque ya no le voy a tener que ver explicando mentiras en los telediarios, mientras los demás sentimos nauseas ante su sonrisa cínica, porque su sola presencia televisiva ha crispado un montón de veces al AVIADOR mientras tranquilamente cenábamos en mi hogar y esta situación, gracias a Dios (y a Willie Walsh) no se va a volver a repetir…

Amargura, porque se marcha podrido de dinero a cambio de haber dejado un legado de incertidumbre, un reguero de inseguridad, un sinfín de problemas familiares, un montón de crispaciones laborales, que seguirán con nosotros durante un tiempo largo según lo previsto… Porque se marcha en silencio, de puntillas, por la puerta de atrás, un miércoles santo pillándonos a todos desprevenidos y sin capacidad alguna de reacción… Porque ha desmierdado una empresa española, repleta de empleados españoles y él, que es español (su “Sánchez” le delata) se ha vendido a los ingleses, como Judas, a cambio de un manojo (muy grande) de monedas… ¡¡¡Dinero… qué asco da el dinero que sirve para comprar a las personas!!!

Se marcha… El títere se marcha… ¿o le “marchan”?

Parece ser que le “marchan”. Ha hecho tan buena gestión, ha sido de tal utilidad para la empresa, ha sabido jugar tan bien sus cartas, que ni siquiera ha podido desmantelar Iberia lo suficiente, como para que le mantengan en el puesto, teniendo en su mano el poder que ostenta un Consejero Delegado, que es bastante.

Se (le) marcha(n) con los bolsillos llenos, bien llenos (con su pan se lo coma todo), y hasta cierto punto me da “pena”, porque me imagino que ninguna empresa le querrá contratar para desmantelar nada más, ya que ha demostrado con creces que no puede, que es un inútil, que su capacidad de decisión es nula, ni, por supuesto, para construir, porque de construir el exconsejero delegado de Iberia sabe poco, muy poco.

Sé que el que viene, viene a por todas. Viene a “sacopaco”. A rematar. A terminar con nosotros. A darnos la puntilla de gracia. A poner el “punto y final” de la mejor empresa de aviación que ha tenido España a lo largo de su historia. Si. Luis Gallego viene a eso y lo sabemos. Pero por lo menos no nos va a engañar como Sánchez Lozano. Por lo menos, no va a ir de coleguita de los pilotos para después darles una puñalada trapera. Sabemos a lo que viene, y estamos preparados para que nos embista y por tanto, aquí no cabe el refrán de “otros vendrán que bueno me harán”… Noooooo… Nada, ni nadie podrá hacer nunca que echemos de menos la gestión y la persona de Sánchez Lozano.

El que viene, Luis Gallego, se jacta de haber creado 500 puestos de trabajo en una empresa absurda como Iberia Express, y, a cambio, se va a encargar de enviar, por burofax, los finiquitos de los 3.141 despedidos de Iberia… Eso es entrar por la puerta grande colega!!!

Miro a la ESTRELLA y al PLANETA de mi vida… Les miro y me doy cuenta de que ya no sé el futuro que les puedo ofrecer. No sé si continuarán con sus vidas como hasta ahora o si acabarán en Dubai o Shangai hablando árabe o chino… Les miro y se me llenan los ojos de lágrimas… Mi vida me da más igual, pero la suya me duele. Sé que no tiene porqué ser peor, pero será distinta, eso seguro…

En el acta de la Junta de Iberia se recogerá el siguiente párrafo: “Se acepta la dimisión del Consejero Delegado Don Rafael Sánchez Lozano, y se le agradece su gestión”… Yo la redactaría asi: “Se agradece infinito la dimisión del Consejero Delegado, Don Rafael Sánchez Lozano, y se le suplica que se meta su gestión, y lo que ha ganado con ella, por donde le quepa”.

Sr. Sánchez Lozano, que le vaya bonito…

Sr. Gallego, aquí le espero y tendré la misma piedad con su persona que la que Usted tenga para con nosotros…

3 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Son caníbales codiciosos.
Por dinero se comerían a sus madres.

Besos.

El 16 en discordia dijo...

Mismo perro con distinto collar.
Muchas gracias por mantenernos tan bien informados.
Buen post.

Blogger dijo...

You could be qualified for a complimentary Apple iPhone 7.

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 España.