jueves, 4 de octubre de 2012

SILENCIO

Según el DRAE, en su primera definición el SILENCIO es “Abstención de hablar.”

Efectivamente, el silencio es ausencia de ruidos o palabras… Pero un silencio puede significar tantas cosas…

En la carrera estudié el silencio “verbal” y sus distintas acepciones…

El SILENCIO como afirmación, porque “el que calla, otorga”. Lo que quiere decir que te he pegado en toda la línea de flotación y te has quedado sin palabras, y por tanto, no te queda otro remedio que callarte porque no tienes excusas, ni nada más que añadir… Milagroso es encontrarse con alguien que después de un rejón se queda callado trangándose el sapo, y no se revuelve contra ti y te llama “lista de los cojones” o huye como un conejo dando saltos por el monte, pese a que tú tengas toda la razón en tus afirmaciones…

El SILENCIO como negación, porque no hay postura más negativa que callarse. Es un “no estoy de acuerdo, pero como paso de pelearme contigo y tus argumentos me callo y punto, pero, eso sí, no estoy en absoluto de acuerdo contigo”. Este silencio es menos frecuente, porque si no estás de acuerdo, no te callas… Yo no me callo ni debajo del agua, salvo que sean causas perdidas y entonces entono el “pa’ti la perra gorda”, y te empiezo a dar la razón como a los locos y acabo sacándote de quicio, porque no me estás convenciendo de nada, pero estoy sonriéndote con la boca (que no con los ojos) y asintiendo con la cabeza acompasada y reiteradamente, como esos perros de plástico que llevan algunos macarras incrustados en el cristal de atrás de su vehículo.

El SILENCIO como abstención. “Ni afirmo, ni niego” …. “Me lo pienso” ... “Ya lo veré….” … “Ya lo hablaremos” … “Paso de ti”… Eres tibio colega y me das un asco que no puedo. Las cosas son calientes o frías… Las cosas templadas me dan ganas de potar… Tu silencio “abstentivo” me repugna!!! Este silencio es una cochinada, porque no sabes si el que tienes enfrente está de acuerdo o en desacuerdo… La abstención es asquerosa en general. Tener en frente una persona tendente a no manifestarse o hacerlo mediante la abstención es repugnante, porque no sabes si va o viene o por el camino se entretiene. Y vivir con alguien que no sabes si va o viene es una auténtica mierdaza y lo que es peor, te acabas volviendo tarumba perdida, sobretodo las mujeres que les damos mil vueltas a las cosas…  (absurdamente también he de decirlo)   

Luego, la vida misma, me ha enseñado el silencio “postural”… Distintas situaciones “silenciosas” que manifiestan muchísisisisimo más de lo que aparentan…

El SILENCIO dando un “paseo” puede ser mortal o maravilloso, puede ser matador o resucitador, puede ser una pesadilla o un sueño… “No te digo nada porque no entiendo que hago paseando contigo” … “No te digo nada, porque solo me sale un TE QUIERO y prefiero seguir agarrada de tu cintura, oliéndote y que nada perturbe este momento tan mágico”… Pasear puede ser infernal o celestial… Si no estás seguro de querer pasear... ¡¡¡dí que te duele una pierna joderrrrrrrrr!!! Quien quiere dar un paseo contigo, te quiere… Si no te quisiera no perdería dos minutos de su vida en pasear contigo y se iría con una vecina… Con lo cual, o no pasees, o pasea como Dios manda…

El SILENCIO de un “sofá” o un “salón” puede ser pacífico o incomodísimo… Es verdad que la base de una pareja está en la conversación… pero también se conversa maravillosamente en silencio… Los silencios de una pareja en un salón pueden ser una gozada o un auténtico infierno… Pero una cosa es verdad… Si después de un día entero en el que cada uno ha estado haciendo “sus” cosas, los niños se han acostado, reina la paz en el hogar familiar, y no hay nada que decirse, ni siquiera para “pelear”… ¡¡¡Estáis jodidos macho!!! Cuando en un salón no hay nada que reprochar, y tampoco hay nada que decirle al otro… R.I.P. Estáis muertos!!! (como pareja!!!)… Lo mínimo es un “¿que has hecho hoy?” o “Me ha llamado Menganita con un marrón de narices!!”  o “Ha llamado tu madre que mañana es el cumple de Tio Peine”… Algo coñoooo!!!! Algooooooo!!!!

El SILENCIO de un “móvil”… Creo que es el peor de todos… El SILENCIO de un móvil siempre es negativo… “No news, good news” por los cojonessss!!!!! Esperar a que suene… Y no lo hace… Quieres pensar que todo va bien, pero… ¿qué coño cuesta mandar un sms? Las malas noticias vuelan… Siempre lo han dicho… Si a alguien le pasa algo malo, te enteras al segundo… Pero… ¿y cuando estás deseando/rabiando/reventando por saber algo de alguien? En ese caso, se hace el SILENCIO sepulcral, que te taladra los oidos y el alma… Te mata el corazón y te lo para… Y coges el puñetero móvil. Ese que es el único medio que tienes para ponerte en contacto con esa persona, y lo miras… Y no suena.  Y lo silencias para no enterarte de cuando entra el mensaje, y cuando lo miras dos horas después, no ha entrado nada. Y lo apagas con la esperanza de que al encenderlo haya entrado algo…. Y de paso, hayas tardado en contestar a ese alguien… Y no llega… Que un móvil no suene, cuando estás esperando noticias, es una auténtica tortura china… Echas de menos esa época de los 80-90, en la que sólo podías esperar a que sonara el teléfono de casa de tus padres, y cuando te ibas a la calle, desconectabas por narices, y cuando volvías, preguntabas a todos y cada uno de los miembros de la familia: “¿me ha llamado alguien?¿seguro que no?” y tenías la esperanza de que lo hubiera cogido ese hermano que no estaba en casa a tu vuelta y al que no podías localizar, porque no existía el PUÑETERO movil… Hoy… el que no te quiere decir nada, no te lo dice, y tú sabes, y eres absolutamente consciente, de que no te lo quiere decir, de que no te tiene nada que decir, de que pasa de ti, de que has muerto para él… “Si me mandase un vete a la mierda, me valdría y consolaría, porque para escribirlo ha tenido que pensar en mi…” Y reponerse a ese SILENCIO es… casi, casi impensable… (¡¡¡¡pero no imposible… te repones… vaya que si te repones!!!! Y al final te ríes de lo estúpida que has sido…)

El SILENCIO es maravilloso cuando todo va bien.

El SILENCIO es torturador e infernal cuando las cosas van… pongamos que  “regulinchi”…

Y el SILENCIO que más me gusta del mundo mundial es…


13 comentarios:

El 16 en discordia dijo...

Hay frases muy buenas sobre el silencio.
1.-Muchas veces lo que se calma hace mas impresión que lo que se dice.
2.-Me he arrepentido muchas veces de lo que he hablado,jamás de lo que he callado.
3.-Nunca rompas el silencio si no es para mejorarlo.

Creo que en la vida hay muchas ocasiones en que se debe aplicar alguno de los silencios que has descrito tan bien,depende con que persona y en que momento.


A mi también hay un silencio que me gusta mucho.

El Silencio de los Corderos.
Buen post.

El 16 en discordia dijo...

En la número 1.-Donde pone calma es calla.

TORO SALVAJE dijo...

Aporto otra frase relativa al silencio aunque en el mismo sentido que alguna de las que te han comentado anteriormente:

Uno es amo de sus silencios y esclavo de sus palabras.

Yo cada vez hablo menos y menos que hablaré en el futuro.
El motivo?, pues no lo sé con certeza... quizás es que lo dice la mayoría de la gente no me interesa (ojo, no digo que no sea interesante, digo que a mí no me interesa.
Luego está el tema de que la gente miente mucho, no digo que con mala fe que también, sino ocultan, falsean, exageran, disimulan, etc... y entonces pienso que para qué voy a hablar con ellos si la verdad no va a aparecer en la conversación.
También te digo que si conozco a alguien que me interesa lo que sabe, lo que ha vivido, lo que explica y además detecto que es sincero podría estar hablando años enteros.
Pero desgraciadamente hace tiempo que no conozco a nadie así.

Besos.

Anónimo dijo...

Quedito, pasito, silencio, ¡Chiton!
A mi me mola el silencio, y no te imaginas el del movil
Bszs de Chaya

sin más palabras dijo...

Aporto una frase más

"Prefiero una silenciosa prudencia a una tonta locuacidad" CICERÓN

Un besazo

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con Toro Salvaje. Y sufriendo, desde hace mucho, y sin solución, el silencio de salón/sofá :(

Mara dijo...

Anónimo: siempre tiene solución, otra cosa es que no te apetezca buscarla. Un beso y mucho ánimo!!!

Irene (Hoy tengo clase) dijo...

Otra frase qué, en mi opinión, hay que aplicar en ocasiones concretas y que ni remotamente se refiere a ti:

"Más vale callar y parecer tonto que hablar y disipar las dudas".

Yo hay veces que tengo miedo a hablar y me refugio en el silencio. Y muchas veces mis pensamientos los verbalizan otros y al ver la reacción de los demás me doy cuenta de que estaba equivocada por no lanzarme a compartirlos. Aprenderé a hablar más?

Abrazo!

Anónimo dijo...

Mara, soy otra vez el anónimo. No es que no me apetezca buscarla, es que primero hay niños pequeños, y luego está el tema económico. Si en mis tiempos no fui capaz de terminar unos estudios, ¿a qué tipo de trabajo puedo aspirar? Encima con la que nos está cayendo. Y el silencioso no gana dinero como para poder ni siquiera pasar una pensión medio digna (para los niños, ojo, que ni me incluyo). Y luego tenemos un tema personal un poco complicado relacionado con la salud.
Así que, por gustarme, por mi propia felicidad, quizá intentaría buscar una solución, pero es que en todo este "lío" que es una familia, no estoy yo sola.

Mara dijo...

Anónimo: no me refería a una separación, esa debe ser siempre la última solución. Me refería a intentar volver a tener ilusión, a romper con la rutina, a terminar con el silencio... Sé que estas cosas son de dos, pero también es verdad que si te sientas a esperar a que el de al lado "reaccione" no vas a conseguir nada. Eres tú el que tiene que reaccionar, para conseguir sacar lo mejor del que está a tu lado... Dando, acabarás recibiendo... pero claro, eso no siempre apetece... Un beso enorme Anónima y muchisisisisimo ánimo...

Anónimo dijo...

Me imagino que tienes razón.
Muchas gracias por los ánimos, cuando estas cosas se llevan en secreto se sufre mucho.

Anónimo dijo...

Añado una frase que acabo de ver.
Si tuvieramos que hablar mas que escuchar , tendríamos dos bocas y solo una oreja
Chaya. Besss

Anónimo dijo...

Tu prefieres hablar por hablar,
yo prefiero el silencio.
Menos mal que a la larga callar
me mantuvo despierto.

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 España.