jueves, 26 de febrero de 2015

LA PONZOÑA

Para entender lo que te voy a contar, hay que saber cómo actúa LA PONZOÑA…

Según la RAE: “Sustancia que tiene en sí cualidades nocivas para la salud, o destructivas de la vida”

Pero hay otra manera más fácil de explicar el significado de LA PONZOÑA.

Los vampiros, cuando se encuentran delante de ti, tienen varias opciones:

- En primero lugar, IGNORARTE… Pasan de ti, no le importas, no tienes el suficiente glamour como para que te mire y te haga caso y por tanto, ni te toca, ni te habla, ni te mosdisquea…

- En segundo lugar, MODERTE… Servirle de aperitivo o comida… La mordida del vampiro puede ser de dos formas…

a) MORTAL DE NECESIDAD o

b) CONVERSORA.

Es MORTAL DE NECESIDAD cuando te succiona toda la sangre del cuerpo y te deja “seco”… Entonces, te mueres… Ya está! Se acabó… (Siempre que digo, “Se acabó” me acuerdo de Maria Jiménez… “Se acabó!!! Porque yo me lo propuse y sufri!!!” ... Sigo con el vampiro y su mordida!) Tas muerto!!! Te han chupado todo lo que tenías dentro y no te queda nada… Caput! Finiquito!!! Adiós coleguí…

Es CONVERSORA cuando el vampiro te muerde, y al tiempo que chupa parte de tu sangre, introduce dentro de ti una sustancia que te convierte en vampiro…

Esa sustancia es LA PONZOÑA…

LA PONZOÑA arrasa con todo… Tu ser humano, bueno y displicente, deja de serlo para ser lo que el vampiro quiere que seas… Todo lo ves por su cristal y por su prisma… Da igual las gafas que aparentemente te pongas, tus gafas serán las que el vampiro te haya puesto y las que quiere que lleves…

Estas emponzoñado… Estás muerto… Has dejado de ser humano. Ese humano que eras desde siempre ha desaparecido y en adelante, pasas a pensar exactamente igual que el vampiro que te ha mordido… Dejas de entender las cosas desde tu punto de vista y, empozoñado perdido, lo ves todo desde el prisma de tu vampiro…

Le crees por encima de todas las cosas… Pierdes tu identidad… El otro, como se dice vulgarmente, te ha comido el coco y ves las actuaciones de los demás como las ve tu vampiro mordedor… Pierdes tu independencia intelectual y pasas a tener una dependencia intelectual total del otro.

Tú odias lo que él odia… Tú amas lo que él ama… Tú quieres lo que él quiere… Tú aborreces lo que él aborrece… Te sientes en deuda con él por la nueva vida que te ha dado… Nada tiene sentido sin él…

Dejas de tener tu propia perspectiva de la vida y pasas a tener la perspectiva de la vida que quiere el vampiro que te ha mordido, de manera que LA PONZOÑA deja de hacerte persona… pasas a ser un ser que depende de otro indirectamente, aunque aparentemente y directamente, dependes de ti…

Haces lo que él quiere, pero revestido de una libertad que parece que eres tú el que decide… y no! No decides nada querido!!! LA PONZOÑA puede contigo aunque no lo creas…

LA PONZOÑA no es mala… Que alguien te quite la perspectiva de las cosas o personas de alrededor, no siempre es malo. Quizá en algunos momentos, tu perspectiva no era del todo buena o estaba totalmente equivocada, y por ello, es favorable que alguien venga y te coloque, emponzoñándote, en tu sitio… Eso no es malo y no está mal… Si alguien introduce dentro de ti una PONZOÑA correctiva, no es malo, es muy de agradecer…

El problema es cuando ese alguien no introduce LA PONZOÑA de una manera “limpia”. Hay personas (vampiros) que o no tienen buenos sentimientos o están equivocados y, pese a ello, se sienten sentados a la derecha del Padre y, gracias a su capacidad de reunión y de convencimiento, emponzoñan a las personas que están cerca… Les meten rabia y odio dentro contra algo o alguien… Les confunden los sentimientos… Les cambian su manera de ser y de ver las cosas y las personas. Sus decisiones son definitivas e innegables y los emponzoñados les siguen a-pies-juntillas en todo lo que dicen y afirman…

Un ejemplo de vampiro emponzoñador es PABLO IGLESIAS… Me parece diabólico este tío… y muy atractivo… No le quiero escuchar, porque me emponzoña seguro, como ha emponzoñado a muchos de los españoles sin esperanzas de futuro que hay ahora mismo…

Pero no me tengo que ir tan lejos para ver vampiros emponzoñadores a mi alrededor… Lamentablemente tengo alguno cerca, muy cerca… Y siento mucha rabia hacia él… Siento mucha rabia e impotencia… Y pena… mucha pena, sobre todo, hacia la emponzoñada, a la que he, prácticamente, perdido sin saber muy bien por qué.

LA PONZOÑA hace que abandones tus propios sentimientos y te entregues totalmente a los del vampiro que te ha infectado. No eres tú… No estás… No te conozco…. No te reconozco… Vuelve porfa!!! Yo te quería como eras antes de que te mordieran…

Espero recuperarte pronto…

Hace poco has dicho y reconocido que “me has querido mucho”… Bueno, pues yo no te he querido mucho, en pasado, yo “te quiero muchísimo!!!” en presente continuo y solamente estoy esperando a que te saquen LA PONZOÑA que, contra mi, te han metido dentro y que tu misma estás deseando expulsar, porque me conoces y me quieres desde hace mucho, muchísimo… Mucho antes que al emponzoñador.

Vuelve por favor...

No te conozco ni reconozco desde hace meses … y te estoy esperando.

6 comentarios:

HADA dijo...

Mara…..creo que hay ponzoñas de las que hay que huir…porque te atrapan, te obnubilan….y hacen que seas capaz de perder todo …….personas que te chupan……te vampirizan……creando vinculos ilusorios …..venenos de difícil antidoto........cualquier dependencia termina por ser una adiccion destructiva…....hay que ser valiente para que te emponzoñen…….y liberarte…….

Mara dijo...

Hada... Hay que tener mucha fuerza y personalidad para liberarse... Bienvenida al blog!

TORO SALVAJE dijo...

No pienso volver hasta que me devuelvas los diez mil euros que te presté.

Vaya cara que tienes...

El 16 en discordia dijo...

Vamos allá.
En primer lugar quiero decir que no sólo el Iglesias me parece un emponzoñador,también me lo parecen el de aquí,el otro y el de más allá.Los políticos creo que lo son todos,se valen de sus juegos de palabras para absorber el cerebro de las personas y conseguir más "víctimas"que los demás.Esta PONZOÑA no es ni limpia ni sucia,ni mala ni buena,es política,y el que se pone al mando del gobierno es el que más personas consigue emponzoñar. Luego ya depende de nosotros decidir quien es el que más nos ha tocado la fibra,pero repito eso ya es cosa nuestra.
Esta es mi modesta opinión.

Más adelante daré mi opinión de
la PONZOÑA en temas personales y sentimentales.
Tras pensar un rato,todavía no se como explicarme.

Buen post.

Un beso.

Uri Contini dijo...

Cuídate de los emponzoñadores con corbata que se pagan las putas con tarjetas black a tu salud, que de los emponzoñadores con coleta bolivarianos ya me cuido yo.

El 16 en discordia dijo...

Bueno
A ver si ahora soy capaz.
Vamos allá.
A=Tu
B=Emponzoñado/a
C=Emponzoñador/a

A y B son amigos
B y C son amigos
A y C no lo se ni me importa.
El caso es que da igual aunque siguiéramos poniendo todas las letras del abecedario.
Si dos personas se llevan bien,no debe haber nadie que enturbie esa relación.
Te pueden asesorar,informar,dar su opinión,pero en ningún momento debemos permitir que se nos contagie con
la PONZOÑA.
De todas maneras,al final todo se termina poniendo en su sitio,y si como has comentado en el post,la otra persona está deseando que todo vuelva a la normalidad,al final ocurrirá,aunque de momento duela.
No se si al final he conseguido explicarme,hay temas que son muy delicados y además...Jope que "palabros" buscas.
Ya no digo más...Se acabó.
Sólo deseo que vuestra relación vuelva a ser como antes.

Buen post.


Un beso.

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 España.