viernes, 24 de mayo de 2013

POLITICOS

Ojo, antes de nada, voy a aclarar que este post no va dirigido ni a los políticos que reinan actualmente, ni a los que reinaron antes… Y que va dirigido, tanto a los políticos que reinan actualmente, como a los que reinaron antes… Es para todos y para ninguno de ellos.

Claramente no tengo vocación política… Ninguna… Me espanta la política, la relación cínica de los políticos para consigo mismo, para con los demás políticos, tanto de su partido como con los del contrario, y para con el pueblo en general, me repele… Además no sé si podría pertenecer a muerte a un partido político, porque estoy segura de que en algo no estaría de acuerdo y entonces… o tendría una peloteras de narices o me borraría… dejaría de jugar con ellos… haría un “irsen” en un pis-pas.

Esto es bromita...

Me imagino que cuando perteneces a un partido político, como miembro activo, es como cuando eres de un equipo de futbol… Puede que un defensa determinado no te guste o el portero te parezca una ñorda absoluta, pero tu equipo es tu equipo y por tu equipo matas… Pues con los partidos políticos debe pasar lo mismo… Quizá no estás de acuerdo con todo, todo, todito, todo lo que defienden, pero es lo que más se aproxima a tu razón, moral, ideas o ideales… si es que los políticos se fijan en eso a la hora de elegir partido, que no lo sé.

Siempre nos han vendido la “moto”, o eso he percibido yo, de que los políticos ganan poco (o muy poco)… Que son sueldecillos normalitos, tirando a bajitos en comparación a lo que cobran otros políticos en el extranjero y que por ejercer la política renuncian a sueldazos en empresas privadas, pero o bien la política es su vocación o son auténticos y magistrales profesionales en lo suyo, y por tanto, dedican sus esfuerzos y sabiduría a los demás, al país, a los ciudadanos, renunciando a dinero a cambio de sacar adelante al país…

¡¡Y yo me lo creo colega!!! ¡¡¡Y yo voy… y me lo creo!!!

Con independencia del poder que se adquiere cuando uno triunfa en la política, las personas con las que te codeas cuando te nombran algo del partido gobernante, los privilegios que adquieres por el “status” que pasas a tener… Además de todo eso,  la pasta tiene que compensar… Por algún lado tiene que compensar.

Los políticos que tenemos en España, en general, son una auténtica mierda… Y te da igual que sean de un lado que de otro… Da igual al que oigas… Son todos una mierda. Ninguno cumple con lo que promete, algunos prometen cosas totalmente utópicas e imposibles de cumplir y lo más importante es desdecir lo que dice el de enfrente, pero no solucionar para demostrar que lo que tú dices o haces es lo correcto, básicamente porque lo que tu haces  o dices suele estar mal o ser mentira también.

Y ninguno se marcha colega… Todos se quedan ahí, como puestos por el Ayuntamiento, aunque estén haciendo el ridículo más absoluto, aunque sean abucheados por todas partes, aunque pierdan estrepitosamente las elecciones o las ganen y no sepan que hacer con el poder, o lo que hacen sea absolutamente vergonzoso… Todos, todos, todos se quedan ahí… ¿Por qué? Porque creen que van a lograr mejorar el país… Porque, aunque se equivoquen una y mil veces, creen que tienen en su mano la herramienta para solucionar los problemas. Porque nos van a sacar de esta crisis en la que estamos metidos…

¡¡¡Y una mierrrrrda!!!... Todos se quedan ahí aguantando abucheos, críticas constructivas y destructivas, pitadas, insultos, rebeliones, huelgas… porque son unos falsos y ganan una pasta!!!

Y voy a poner un ejemplo claro de cómo lo veo yo…

Se me rompe en casa una tubería… El agua se empieza a salirse e inundar mi cocina y miro entre los distintos fontaneros de la agenda… Elijo a cual llamo y le explico el problema: “Buenos días, mire, se me está saliendo a borbotones el agua por la cocina. Yo creo que es un fallo de tuberías, pero no lo sé bien”… “Muy bien Señora, voy para allá”… Llega el fontanero. Tu le ves como a Superman cuando rescata al gato del niño del árbol… Empieza a manipular la tubería… “Estan viejitas verdad? Es que la casa ya tiene 15 años y las tuberías también. Debo cambiarla?” “No señora, las tuberías están viejitas, pero no se preocupe porque le voy a poner una goma que verá que bien le va para la rotura”… Te clava un pastizal cuando acaba y se marcha dos horas después… La cocina te la ha dejado hecha una mierda de suciedad, huellas, trocitos de latón… En fin… Recoges todo y sigues con tu vida… A los tres días vuelve a salir agua de la misma tubería, y vuelves a llamar a ese señor… El fontanero viene otra vez… “Oiga, sólo ha durado la goma tres días!”… “Bueno Señora, es que no sabe usted como estaba la tubería?” “Ya coño!!! Claro que lo sé, y de hecho yo le dije que si la cambiaba y usted me dijo que no hacía falta, porque me había puesto la goma milagrosa”“El problema no es de la goma, es de otra parte de la tubería. Le voy a poner otra goma en otro sitio”… Te la pone y se pira, no sin antes, cobrarte otro pastizal…

Tres días después se vuelve a salir el agua… “Oigaaaaaaaa!!! Qué coño pasaaaaaaa!!!!” “Mire yo soy incapaz de arreglar la tubería habría que cambiar la casa entera!!!” “La casa entera? Pero si ha venido dos veces y me ha dicho que no había problema”… “Ya pues yo no puedo ponerle más gomas…” … Entonces decides cambiar de fontanero y llamas a otro para que te arregle la rotura… Con toda seguridad el otro vendrá y dirá que lo que ha hecho el fontanero anterior ha sido una auténtica chapuza y que él te va a quitar las gomas y le va a dar con silicona que es más cara, pero es el último grito para solucionar roturas… Tu confias plenamente en él y te dejas hacer lo que él quiera en tu cocina. Cuando se marcha te cobra un pastizal, y te deja la cocina hecha un auténtico asquito. Al cabo de pocos días vuelves a tener el mismo problema… Y ¿por qué? Porque en realidad están solamente poniendo parches momentáneos y ficticios a problemas duraderos y reales, y aunque estés tres días con el tema aparentemente solucionado, al poco se vuelve a salir el agua…

El problema es que ponen parches, pero no arreglan lo gordo… El problema es que ninguno está capacitado para cambiar la tubería y te ponen remedios caseros en lugar de afrontar el problema y declararse incapaces de solucionarlo antes de cobrarte, porque al fin y al cabo ellos tienen que ganarse la vida, y son fontaneros y a costa del dinero que tú les pagas, y que suele ser un pastizal, te hacen chapuzas que no solucionan el problema de fondo… Porque en el fondo, son todos muy valientes a la hora de diagnosticar y poner un tratamiento a tus problemas, pero muy cobardes a la hora de afrontar las consecuencias de lo que han hecho mal.

Ellos nunca pierden… Pierdes tú… ¿Y que pierdes? Dinero, tiempo y tu casa.

(Inciso: he puesto de ejemplo al fontanero porque me ha salido así de fácil, pero podría haber puesto al electricista, al arquitecto, al abogado… podría haber puesto cualquier profesion en general eh? No tengo resquemor contra ningún fontanero...)

En política igual… Uno viene, mira como está el tema, la mitad de las veces no ven el problema claramente, y cuando lo ven, no saben como salir de él, y en lugar de ser sinceros, con nosotros y consigo mismos, declarándose incapaces para solucionarlo, empiezan a experimentar con impuestos, leyes, subidas, recortes… Esperando un milagro que no va a ocurrir… Y los demás nos vamos amoldando a lo que nos aprietan, y mientras oímos a los derrocados decir lo de “puta pena” que lo están haciendo, pensamos en lo de “puta pena” que lo hicieron ellos cuando estuvieron… aunque los que están ahora… madre mía… da pena verlos y oirlos…

Pero, eso sí… todos están ahí… Metiditos, encantados… todos son grandes políticos ejerciendo sus fuerzas y poderes, mientras los de abajo les miramos con resignación sin saber muy bien cual será la próxima leche que nos van a pegar…

Y todo eso ellos lo hacen por amor a la sociedad, al país, por el bienestar, por el estado de derecho, porque quieren un futuro mejor para mi y mi familia… Ya… ¡JA! ¡JA! ¡JA! ¡¡¡Y voy yo y me lo creo!!!

Pasta señores… Aquí huele a que se mueve mucha pasta… Porque, si tuvieran un poquito de vergüenza torera, deberían irse todos, absolutamente todos a sus grandes empresas privadas… o a sus casas que tampoco estaría mal...

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo, es todo por la pasta, no se salva ninguno.
El problema es que cada vez más pasamos de ellos, pero ellos no pasan de nosotros, y nos roban más, legal e ilegalmente.
Buen post PRIMA

El 16 en discordia dijo...

Desgraciadamente...Hace ya un tiempo considerable que dejé de creer en nuestros gobernantes.
Opino lo mismo...Todo por la pasta!!!
Buen post.

TORO SALVAJE dijo...

Recuerdo cuando pensaba que los políticos eran personas nobles, honradas, honestas y que buscaban el bienestar de los ciudadanos.
Después crecí, y vi, y vi muchas veces y de forma directa y me dieron ganas de vomitar.
La prensa no recoge ni la mitad de lo sinvergüenzas que son.
Ahora además da igual que se sepa que roban, la justicia está a su servicio y si en el peor de los casos algún tribunal los condenara ellos se indultarán.
Han llevado este país a la basura.

Besos.

Grandullón dijo...

Buen post Mara , pero el problema no creo que sean los politicos , tampoco la solución como les gusta decir a ellos , sino mas bien nuestra propia sociedad . Los politicos son un reflejo de nuestras peores miserias . Una sociedad evolucionada , justa , y sobre todo educada , culta y con buena urbanidad , produciria politicos mejores y sobre todo Instituciones mejores. El ejemplo del fontanero es muy adecuado , uno bueno te diria la verdad de primeras y si puede lo arregla y sino deja paso a otro pero , no te engañaría .
Creo que todo pasa por hacer una catarsis general del pais y eso de llevarse a cabo , que hoy por hoy no lo veo , dura varias generaciones.
En cualquier caso , no puedo estar más de acuerdo contigo en la descalificación que haces de la clase política que tenemos.

John Lennon dijo...

Hola Mara,
Es difícil no estar de acuerdo contigo, sobre todo con lo que está sucediendo en los últimos años aunque me temo que lo de los políticos es intemporal, aunque siempre pensamos que tiempos pasados fueron mejores, me temo que no se puede generalizar con estos señores que tanto se preocupan de nosotros o mejor dicho de nuestro dinero.
Me ha gustado tu relato de los fontaneros pero algo me ha faltado, el político hubiera vuelto, se hubiera quedado en tu casa y hubiera estado todo el día diciéndote lo mal que lo ha hecho el nuevo y lo bien que lo haría él si le dejarás volver a intentarlo. No te diría cómo pero no te preocupes, si lo hiciera lo más probable es que sería inviable.
Dices que no sabes por qué quieren ser políticos, yo hoy lo he visto de nuevo, han pasado a toda leche 10 coches con 20 motos, con todas las sirenas puestas, y nos hemos tenido que parar todos los que estábamos allí con cara de envidia hasta que ellos han pasado. ¿Quien puede evitar esa tentación aunque no ganes tanto como en la empresa privada?.
Hasta pronto, eso espero.

Anna JR dijo...

Hola Mara!
Trabajo con políticos, son mi materia prima en mi actividad plumillística. Es decir, estoy en una sección en el polígono sin número que se llama 'sección de política'. Estoy de acuerdo en todo y al ejemplo del fontanero se le podría añadir algo sobre la 'herencia'... es que la casa está muy mal, pero es que es 'herencia'.

Suena a tópico o a leyenda urbana, pero políticos buenos y honraos, los hay. No sólo en ayuntamientos. Más que los políticos el problema lo veo yo en los partidos y en toda una sarta de bobadas que los rodean. Como por ejemplo el guerravicilismo de este país que los hace inoperantes. A los partidos y a los políticos. Acaba un pleno de las cortes de mi CCAA y muchas señorías, después de decirse más que un perro, se van a tomar café tan panchos. Otros no. Otros se lo quedan ahí dentro.
Yo tampoco entiendo por qué quieren ser políticos pero siempre digo que alguien lo tendrá que hacer. Y luego hay peña responsable de verdad. Yo he conocido consejeros autonómicos que se han dejado la salud y la vida en un trabajo.
Pero, sí...no sé si son el problema o sólo lo generan. Yo sólo sé que desde que estoy en esta sección no voto.

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 España.