miércoles, 29 de mayo de 2013

¡¡ADIOS PRINCESA!!

No sé muy bien como afrontar este post… No sé por donde empezar a analizar la mierda de libro que ha caído entre mis manos y que he tardado tres días en leerme…

Voy a empezar por la protagonista… Letizia…

A ver… Partiendo de la base de que la monarquía es genética, quiero decir, el Príncipe es Príncipe por ser hijo de quien es, no por sus cualidades personales, y por tanto, su condición de Príncipe le viene por pura genética… Pues partiendo de esa base, Letizia no debería ser Princesa… Pero como se casó con el Genético Real, pasó a serlo. Perfecto!

El matrimonio te puede dar la condición de pertenecer a la Monarquía, lo que no significa que tú reúnas las cualidades necesarias para pertenecer a la misma… Pero ¿de quién es el problema o la culpa de que Letizia sea la Princesa y por tanto forme parte de la Monarquía? Claramente del elector, no de la elegida.

Letizia es Princesa porque a Felipe le dio la gana. Punto. Pelota. Si Felipe no se llega a enamorar de Letizia, Letizia seguiría dando las noticias en la 1. O no… Estaría de corresponsal en Singapur… O… Vete tú a saber… Pero como se casó con quien se casó, Letizia es la Princesa.

Como Letizia seguramente ni en sus mejores (o peores) sueños pensó que iba a ser la Princesa, vivió como le dio la Real Gana e hizo lo que se le puso entre ceja y ceja durante sus años mozos. Cometió sus errores y sus aciertos… Como todos me imagino… Si ella hubiera sabido lo que le esperaba seguramente no hubiera hecho algunas de las cosas que hizo… o sí… A lo mejor está super-orgullosa de su pasado, porque le ha llevado a su presente continuo y le ha asegurado el futuro. Como ella no se va a pronunciar nunca sobre esto, nunca sabremos que piensa ella de si misma y de sus andanzas.

A mi, personalmente, Letizia no me gusta… Pero si acaba siendo como la Reina “una gran profesional”, pues no podré decir nada de ella, con independencia de que esté o no de acuerdo con la existencia de la Monarquía en nuestros tiempos. Hoy por hoy, la Monarquía me parece absurda, pero… esa no es mi guerra, que lo luchen otros…

Los que desde luego no están llamados a ser de la Monarquía son sus familiares, a los cuales, por llevar esos apellidos, les ha caído encima un “Sanbenito” de narices. Ellos no tienen la culpa de haber pasado a estar en el punto de mira porque su hermana, su prima o su nieta, se haya convertido en Princesa. De lo que si tendrán culpa será de haberse aprovechado de esa situación o de haber intentado sacar partido de ella, si es que lo han hecho… ¿Tu te imaginas a Maria Zurita, prima del Príncipe, escribiendo un libro sobre si Felipe tiene mal humor o manifestando si es o no controlador? Ni muerta… Para ser, de verdad, parte de la Monarquía, hay que haber nacido y pacido en ella…

Analizada la figura de Letizia (muy por encima que conste, porque podría estar escribiendo horas sobre lo que me parece esta chica), llega el análisis del libro…

¿He dicho ya que el libro es una auténtica mierda? Literariamente hablando no puntúa. La calidad es … invisible e imposible … Y ¿qué es lo que te lleva a leerlo? Pues el morbo de lo que se dice en él… Que por otro lado no es nada nuevo.

El libro “pinta” a una Letizia desquiciada por la perfección, preocupadísima constantemente por el “qué diran” y avergonzada por sus orígenes… Esa es la base del libro… El libro lo único que hace es poner a caer de un burro a Letizia, e intenta dejarla a la altura del betún. Es evidente que si alguien escribe un libro sobre lo pistonuda que es Letizia, no vendería ni un solo ejemplar, con lo cual, el libro no es sorprendente en absoluto.

Analizado el libro, voy a por el culpable del mismo… El autor… El primísimo… David Rocasolano…

Flipo! Flipo! Flipo! ¿He dicho que flipo? Alucino de que una persona de tu familia pueda cometer semejante traición contra ti… Con independencia de que seas Princesa, vagabunda o mediopensionista… Me aterra el resquemor que alguien puede tener contra una persona, institución y familia, para escribir lo que este hombre ha escrito sobre su prima, sobre la Monarquía y sobre sus propios padres… No entiendo como la falta de escrúpulos y la poca integridad moral te pueden hacer desvelar cuestiones, situaciones, fotografías y vivencias tan personales como las que este hombre ha narrado en ese panfleto.

Hay un momento del libro en el que reconoce que metió a su hijo en el cole de las Infantas Leonor y Sofía porque así su hijo recibía trato de favor de los guardaespaldas de las niñas… Reconoce abiertamente que él también chupó del bote… De ese bote que pagamos todos los españoles…

Y después de contar todas las intimidades de su familia, este escritor nobel, se declara abogado en paro… y yo me pregunto ¿creerá que después del libro alguien va a confiar en él y contratar sus servicios? ¿si ha destripado así a su familia… como tratará a sus clientes? ¿hay más secreto profesional que la guarda y custodia de los secretos familiares?

Me parece que el primo de la Princesa ha tirado piedras sobre su propio tejado… Que por mucho que pueda reportarle económicamente el libro a corto plazo (que tampoco será pa’tanto), se ha dinamitado su medio y largo plazo… salvo que decida sacar una segunda entrega con más intimidades, y esta vez, estoy segura, no perderé el tiempo en leer.

No creo que en esta Feria del Libro haya nadie que vaya a pasarse por su caseta para que le firmen esa ñorda. Me cuesta creer que alguien quiera el autógrafo de semejante persona.

Me ha parecido bochornoso… Y no he entrado ni siquiera a valorar lo que ha contado sobre su gente, ni las fotos que ha mostrado al mundo… No merece la pena…

8 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Me importa más cualquier perro callejero que esta señora.

Besos.

Grandullón dijo...

La princesa "Fictizia" me cae fatal . Cualquier cosa que diga sera todo menos bonita y podrá ser utilizado en mi contra .Su familia es como la de Penelope Cruz .Patética . Además la gente que está a su alrededor no aguanta . ¡Por algo será !. Me abstengo de hacer más comentarios cariñosos. No se , de verdad , como has podido devorar semejante bodrio de libro, yo no podría .Veo que eres una lectora impenitente.

Anna JR dijo...

Pues a mi Letizia me cae super bien. Primero, por llevar la contraria porque a todo el mundo le cae mal. En mi entorno plumillístico la ponen verde y yo, espíritu de contradicción la defiendo. Su primo, una tía, un ex novio... hay un complot!!. Envidiosos.
Tiene que cortar totalmente la relación con su familia. Con todos. Y con parte de la política. Alejarse del cuñao ese que manda correos picarones. Hacerse ya con la Zarzuela. Y dedicarse a pasar una vida sin poner lavadoras a las 10 de la noche, ni planchar, ni tener que poner gasolina con sus propias manos... Ella que puede. Yo si fuera ella, además, me haría bloguera. Con pseudónimo, claro.

Bimbo dijo...

La verdad no se cómo te has podido leer eso.........a mi me regalaron el de " los príncipes" que a su vez regale a mi madre y que después de dos años, o tres no lo recuerdo, me ha dicho ¡¡¡¡vaya porquería que me has regalado !!!!!!!!!! Debe de serlo le ha costado leerlo dos o tres años......Mara hay libros muy tontos y muy amenos de leer como para perder el tiempo en " la princesa". Besos. Bimbo

El 16 en discordia dijo...

Personalmente La Princesa ni me cae bien ni mal,simplemente no me cae.
Y referente al libro que quieres que te diga...Es como si una oveja escribiera un libro sobre los lobos.
Cada uno cuenta la feria según le va.

Buen post.

sin más palabras dijo...

Completamente de acuerdo con el de la “discordia” . Cada uno cuenta la película según la interpreta o la siente. Ahora bien, Mara, yo no estoy de acuerdo contigo en el sentido de guardar los trapos de “la familia”. Si tienes una familia al estilo Corleone, supongo que más te vale tener la boquita cerrada (o una cabeza de caballo aparecerá en tu cama), pero el pertenecer a una familia no quita para que tengas que comer mierda solo por llevar un apellido y todo esto sin derecho a “pataleo”.

Excelente post

Un besazo

Beatrice dijo...

Nada más lejos de mis intenciones leer semejante libro. Vaya tostón peliculero.

Anónimo dijo...

No la he leido ,pero me me gustaria.Parece que todo lo que dice el primo calza a la perfeccion con el caracter de Leticia, teniendo en cuenta la actitud altanera ,arrogante,egolatra que guarda con el pueblo y hasta con su mismo marido,que parece que, como el primero, perdio los sesos por ella.

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 España.