domingo, 17 de julio de 2011

EN SOLEDAD - EN LIBERTAD

Se han ido. Todos se han ido… Me han dejado sola. Voy a tener el placer, el honor y el lujo de disfrutar de cuatro días de soledad (de libertad) en mi casa… Esta feo que lo diga, pero soy feliz!!! No voy a tener obligaciones familiares durante cuatro días…

El aviador, MI ESTRELLA y MI PLANETA se han marchado cuatro días a la playa. Y me han dejado aquí… Sola. Tranquila. En paz. Mientras lo escribo no sé si creérmelo… Me da la sensación de que voy a oir el ascensor parar en el descansillo, las llaves van a dar dos vueltas a la cerradura de la puerta y van a entrar los tres gritando: SORPRESAAAAAAA!!!! ERA UNA BROOOOOMAAAAAAA!!!

Y yo pondría cara de sorpresa y alegría, cuando en realidad sería un chasco horroroso, porque llevo toda la semana pensando en que actividades van a llenar mis cuatro días de libertad.

Y lo peor de decirlo y publicarlo a los cuatro vientos es que la gente, con toda su buena fe (todo hay que decirlo), te empieza a decir: “Hija, pues si estás sola, vente a comer a casa y así no te sientes mal…”, “¿Quieres que vaya a pasar la tarde contigo?”, “Te llamo y te vienes a mi casa con mis niños”…

Nooooooooo. Noooooooooo. Nooooooooo. No quiero!!! No pienso!!! No lo voy a hacer!!! A ti quien te ha dicho que me siento mal sola!!!!! No quiero ir a tu casa, porque me encanta la mía en silencio. No quiero que vengas a mi casa, porque estoy encantada de estar solita en la mía… Y de los niños ni hablamos, si he conseguido quitarme a los míos de encima, no quiero ver a un niño ni en el anuncio de Nocilla… Y me dan ganas de gritar: DEJADME EN PAAAAAAAZZZZZZZZ!!!!!!! Quiero mi soledad, buscada, deseada y añorada de cuatro díassssssss!!! La quiero con todas mis fuerzassssssssss!!!!!

Voy a dedicar estos días a hacer lo que más nos gusta hacer a las mujeres y que nunca hacemos… Lo que voy a hacer es ABSOLUTAMENTE NADA. Fuera del tiempo que ocupan mis obligaciones laborales, en las que voy a hacer lo que tengo que hacer con total normalidad, en el resto del tiempo voy a dedicarme a no hacer NADA.

Si analizo este NADA, me doy cuenta de que implica hacer un montón de cosas y dejar de hacer otro montón.

Lo que voy a hacer:

1.- Voy a aprovechar para ir a la piscina con un libro y leer hasta que se me caigan los ojos. Habitualmente las solicitudes de “¿te bañas conmigo?” me impiden pasar dos hojas seguidas del libro.

2.- Voy a ponerme los cascos, voy a cerrar los ojos y me voy a tumbar tranquilamente a tomar el sol. Habitualmente no puedo cerrar los ojos, porque debo estar atenta a los balonazos despistados que suelta MI PLANETA y que te pueden matar de un susto cuando te abandonas totalmente a tus pensamientos piscineros.

3.- Voy a irme de rebajas. Habitualmente no me voy, porque vivo con el cargo de conciencia del poco tiempo que tengo y le dedico a mi familia, y por eso, cuando llego a las rebajas en verano, me encuentro que han empezado a colgar las bufandas y los jerseys de otoño, y que ya solo quedan los restos mortales de un verano agonizante.

4.- Voy a tomarme alguna caña nocturna en una terraza con mis amigas. Habitualmente lo hago, y para no perder el hábito, en estos cuatro días también lo voy a hacer.

5.- Voy a lavar mi coche. Mi “niño” está absolutamente lleno de mierda, porque nunca encuentro el momento para llevarlo a lavar. Y no es que sea mierda lo que tiene, lo que tiene es costra, lo que tiene es lodo, lo que tiene es el socarrat de una paella… De hecho desde hace unos días estoy dudando seriamente si mi coche era azul marino, negro o gris, porque no consigo verle el color como consecuencia de la “ñorda” acumulada. Este enigma se resolverá en estos cuatro días.

Y todo esto, lo voy a hacer sin el cargo de conciencia de que le estoy quitando tiempo a los míos… porque no están!! Se han ido!!! Me han dejado sola!!! Qué gozadaaaaaaaaaaaa!!!!!

Lo que no voy a hacer:

1.- No voy a cocinar. No pienso entrar en la cocina, salvo para prepararme el café de la mañana… Se abre la “Operación Gazpacho”, que implica llegar a casa a mediodía, coger un vaso, servirme un gazpacho, bebérmelo y pensar: “ya he comido, me puedo marchar”.

2.- No voy a caminar de puntillas por el pasillo. Todas las mañanas tengo que hacerlo para no despertar a los míos que, como están de vacaciones, continúan durmiendo y si les despierto a las 7.30 de la mañana, el día se hace eterno para quien tiene que permanecer con ellos.

3.- No voy a compartir el ordenador. Es mío y sólo mío. Nadie va a turbar ni perturbar mis momentazos escribiendo. Nadie me va a preguntar nada mientras esté delante de la pantalla, rompiendo totalmente mi concentración … Cuando a veces me preguntan que por qué no escribo un libro, yo contesto, “si no puedo escribir un post sin que me hablen o me pidan cosas una media de diez veces, ¡¡¡cómo voy a poder con un libro!!!” Es absolutamente impensable.  

4.- No voy a tener que esconder el mando a distancia. Las peleas por quien tiene el mando de la televisión me obligan habitualmente a apagar la tele, esconder el mando y cada uno castigado a su habitación. No lo voy a hacer. No voy a encender la tele. Nadie la va a encender… Se acabó Disney Channel por cuatro días…

Y todo esto lo voy a dejar de hacer sin el cargo de conciencia antes mencionado.

En resumen: Hoy empiezan cuatro días de soledad … Hoy empiezan cuatro días de libertad.

Una vez más, ¡¡¡soy una auténtica afortunada!!!!

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Disfrutalos a TOPE Pdp!!!!!!.....de vez en cuando, es SALUD MENTAL.....
bss

Uri Contini dijo...

Qué bien vienen momentos de soledad buscada y no impuesta...
Feliz soledad! Mil besos

El 16 en discordia dijo...

Disfruta de tu "solibertad".Aunque me a parecido leer que no necesitas compañía,yo me ofrezco a lavarte el coche...Y lo que necesites a lenguetazos.

Mara dijo...

Oiga Usted! El de la discordia... Esas cosas no se piensan, no se dicen y mucho menos se escriben publicamente...

A que hora quedamos?

El 16 en discordia dijo...

Es de "coña" ¿no?
Cuando tu quieras.

Blogger dijo...

The force that protects your identity, Identity Force.

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 España.